El investigador Miguel Caballero, autor de 'Las 13 últimas horas en la vida de Federico García Lorca' y uno de los impulsores de la investigación que ha motivado la búsqueda de la fosa en la que podría encontrarse el autor de 'Yerma', participará el día 22 en el homenaje que la ciudad francesa de Colliure rinde anualmente a Antonio Machado, del que se cumplen 76 años de su muerte en el exilio.

El programa de actos previstos arranca a las 9,00 horas del día 22, con el recibimiento del alcalde de Colliure, Jacques Manya, que es además presidente de honor de la Fundación Antonio Machado, y de la presidenta de la institución, Jöelle Santa-García. A continuación está prevista la conferencia de Miguel Caballero, y después una mesa redonda con los miembros del Jurado del Premio Internacional de Literatura con el título 'Recuerdos de mis primeras lecturas de Machado'.

Coros, entrega de premios escolares y del Premio Internacional de Literatura 2015, lectura de poemas por parte de los alumnos de un instituto de Tarragona, la inauguración oficial del bajorrelieve de la Red de Ciudades Machadianas, y las conferencias de Robert Coale, de la Universidad de París, entre otros actos, completan el programa previsto, que incluye además una visita al cementerio de la localidad francesa y entrega de flores en la tumba de Machado.

Caballero ha escrito para la ocasión lo que ha denominado una 'Carta a Machado', con la que el investigador pretende, según ha indicado a Europa Press, explicarle al autor de 'Soledades' cómo está la situación actual de España y Andalucía ante, la búsqueda de fosas de la guerra civil y contarle cómo fue el "crimen en Granada", en alusión al poema que dedicó a la muerte de su contemporáneo y amigo Federico García Lorca.

En esa carta que el investigador escribe a Machado, éste se queja de las trabas que se está encontrando para buscar la fosa de Lorca y también critica que la Junta de Andalucía haya pretendido trasladar los restos que hoy descansan en Colliure a Sevilla.

"Y para rematar con las hipocresías, en estos días, la convocatoria de elecciones anticipadas de Andalucía ha acabado con la aprobación definitiva de una ley autonómica de memoria histórica que daba solución a las carencias de la escasa ley estatal y que resolvía y simplificaba los complicados trámites burocráticos hasta este momento solo reglamentado por un complejo protocolo, una ley que se ha estado gestando y consensuando durante tres años con todos los investigadores, familiares, asociaciones, relacionados con la memoria histórica, y que gracias a esas elecciones anticipadas ha sido también enterrada en un gesto hipócrita de los actuales gestores políticos de Andalucía, esperemos que recapaciten", señala.

Y de hecho alude a aquellas "dos Españas" de las que hablaba Machado ("una de las dos Españas ha de helarte el corazón"): "La derecha en su postura de siempre de no querer buscar a los desaparecidos y la izquierda noqueada por las críticas de esa derecha que impone como dogma la no búsqueda de los desaparecidos alegando que están bien donde están y que no hay que buscarlos y una izquierda con miedo incluso a ejercitar la ley de memoria histórica, insuficiente por cierto, que ellos mismos aprobaron. Las dos Españas de siempre como tú mismo dices Antonio.

También hace una reconstrucción de las últimas horas de vida de Federico García Lorca, y acaba recordando que sólo a unos pocos kilómetros de Colliure, en el Ampurdan gerundense, en Cadaqués, aquel joven poeta que Machado conoció en Baeza tuvo vivencias y momentos extraordinarios y felices, con la compañía de Dalí y su familia, la pescadera Lydia, y los paisajes de cala de Port Lligat, mientras que 10 años después Machacho acabaría escribiendo a en Francia "Esos días tan azules y ese sol de la infancia", según señala en su carta, que dedica al investigador Claude Couffon, fallecido hace dos años en su Normandía natal.

Consulta aquí más noticias de Granada.