La Policía Nacional ha detenido en Jerez de la Frontera (Cádiz) a una mujer acusada de simular ser trabajadora social para robar en domicilios de personas de avanzada edad. La autoridad judicial ha ordenado su ingreso en prisión.

En una nota, el Cuerpo Nacional de Policía explica que la detenida es presunta autora material de un delito de robo con violencia tras conseguir acceder a los domicilios de varias personas mayores enseñando un carné a sus víctimas, aunque impidiendo que lo examinaran, mientras afirmaba ser trabajadora social de la Junta de Andalucía y que debía realizar una "urgente e inaplazable" inspección de las condiciones de vida de los mayores en el interior de sus viviendas.

La supuesta trabajadora social se aprovechaba del desvalimiento físico de las personas de edad avanzada para registrar armarios y cajones en busca de joyas y objetos de valor e indicaba a sus victimas que debían retirarse inexcusablemente las joyas que llevaran puestas para proceder a un chequeo de su estado de salud, momento que aprovechaba para apoderarse de las joyas y abandonar los inmuebles.

Uno de sus intentos de robo fue frustrado por las sospechas de la cuidadora de una de las afectadas. La ahora detenida le ordenó que saliera de la habitación que se disponía a registrar, si bien la cuidadora se mantuvo vigilante y pudo escuchar cómo registraba. Además, supuestamente trató de arrancar a la fuerza a la anciana las joyas que llevaba puestas.

La joven recriminó estas acciones a la supuesta trabajadora social, que se justificaba alegando que tenía que retirar obligatoriamente las joyas a los ancianos para poder auscultarlos.

A la cuidadora no le convencieron estas explicaciones y llamó a la hija de la anciana, que puso los hechos en conocimiento de la Policía Nacional. Una vez en el lugar, los agentes interceptaron a la presunta autora de los hechos en el patio del edificio de viviendas.

En el momento de la detención le fueron intervenidas joyas sustraídas en ese y en otro inmueble del edificio al que había accedido con el mismo 'modus operandi'. Igualmente, portaba un carné de identidad de una tercera persona, un soporte bancario en blanco con una rubrica y diferentes folios manuscritos conteniendo filiaciones de diferentes personas, así como datos bancarios y números de teléfono.

Los funcionarios policiales pudieron apreciar que una de las víctimas presentaba golpes y hematomas en cuello, brazos y espalda, los cuales habría realizado la detenida cuando supuestamente la auscultaba al intentar arrancarle por la fuerza las pulseras, pendientes y el collar que llevaba puestos.

Una vez puesta a disposición judicial por los hechos relatados, se ordenó el inmediato ingreso en prisión de la reseñada. Finalmente, la Policía indica que la investigación continúa abierta a fin de esclarecer si había cometido otros hechos de la misma naturaleza en Jerez o en cualquier otra localidad.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.