La Policía Nacional de Málaga se ha incautado de 1.900 kilogramos de hachís y ha detenido a tres personas, dos hombres de 30 y 36 años y una mujer de 33, como presuntas responsables de un delito de tráfico de drogas. Otras tres personas han sido imputadas.

Esta operación policial comenzó a finales del pasado año en el marco de una investigación iniciada a raíz del hallazgo de un punto de almacenaje de droga de una organización criminal que se dedicaba a la introducción de hachís en España para su posterior venta.

Las investigaciones permitieron conocer los diferentes puestos que los miembros ocupaban dentro de la pirámide organizativa. Los agentes identificaron plenamente a un jefe, a otros responsables intermedios y a una persona que se encargaba de la custodia del hachís en el almacén.

La operación se ha saldado con 1.900 kilos de hachís decomisados en el interior del garaje de una vivienda del distrito malagueño de Campanillas, tres detenidos —que ya pasaron a disposición judicial—, tres imputados, un revólver intervenido y 29 teléfonos móviles incautados.

Consulta aquí más noticias de Málaga.