El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha presentado este martes su "ofensiva" de medidas sociales y económicas para acompañar el proceso soberanista hasta las elecciones del 27-S. El Consejo Ejecutivo también ha aprobado la creación dos comisionados: uno adscrito a la Consejería de Presidencia que estará centrado en la transparencia de las administraciones y el otro, dependiente de Gobernación, se centrará en la acción exterior para explicar la "transición nacional", en palabras del propio Mas.

Los comisionados de transparencia y exteriores no tendrán un coste añadido, según el presidenteEl comisionado para la transición nacional será asumido por Carles Viver Pi-Sunyer, exvicepresidente del Tribunal Constitucional y presidente del Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN); y el de transparencia irá a cargo de Núria Bassols, magistrada en excedencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC). Ambos serán nombrados el próximo martes y la creación de los dos comisionados, ha asegurado Mas, no comportará ningún gasto añadido, pues ambos ya trabajan en la Generalitat.

Mas ha descartado remodelar el Govern, a pocos meses de las elecciones catalanas, y ha recordado que ERC rechazó en su momento la invitación de CiU de integrarse en el Ejecutivo. Sin embargo, incorporará próximamente en "ámbitos sensibles" de su gobierno a los expertos de ERC que él mismo y el líder republicano, Oriol Junqueras, pactaron introducir en el Ejecutivo. En cuanto a las relaciones con los republicanos, están "en una fase de mayor tranquilidad, como siempre debería haber sido", ha dicho Mas.

"Ofensiva" en 10 pasos

El presidente catalán ha desgranado los diez proyectos estratégicos, principalmente sociales y económicos, que se desarrollarán durante los meses que quedan de legislatura, aunque ha asegurado que hay muchos que están en marcha que no comentará, como la lucha contra el fracaso y el abandono escolares. "Los próximos siete meses deben aprovecharse a fondo en estos ámbitos tal como están ordenados", ha subrayado.

Los próximos siete meses deben aprovecharse a fondo en estos ámbitos tal como están ordenadosEl primer objetivo "de todos" es la creación de empleo, con tres proyectos de ley que se están tramitando en el Parlamento. Una de ellas regula la formación profesional. "Nunca hasta ahora se había dado tanta importancia a la formación profesional", ha asegurado Mas, quien ha recordado que próximamente se abrirá el centro formación profesional de automoción en Martorell (Barcelona), que visualizará, ha dicho, la apuesta por la FP integrada y dual. Las otras dos leyes son sobre la reforma del servicio de empleo catalán (SOC, sus siglas en catalán) y la reducción de trámites para ser business friendly, en la línea de las leyes ómnibus de principios de su primer mandato.

Mas ha recordado los 80 millones de euros que se destinarán para la formación 38.000 jóvenes de entre 16 y 25 años que no estudian ni trabajan y que son también una prioridad para la UE; los 140 millones de euros que destinarán la Generalitat y las diputaciones para formar a 18.000 personas; y los programas de ocupación para que los beneficiarios de la renta mínima de inserción (PIRMI) puedan acceder a un puesto de trabajo. El presidente espera terminar la legislatura con menos desempleados que cuando llegó a la Generalitat, pese al recrudecimiento de la crisis en 2011. Mas espera llegar a una tasa de paro "soportable" y que los nuevos contratos sean de calidad.

Mas asegura que la creación de empleo y la reducción de la pobreza son dos de las prioridadesEl segundo paquete de proyectos es para fomentar la economía, como la creación de comunidades innovadoras y la consolidación de plan de doctorados industriales, que consiste en facilitar la transferencia de conocimientos entre universidades y empresas, promoviendo la contratación de estudiantes de doctorado. En los últimos dos años, ya se han contratado 150 y se esperan contratar a 75 más con una inversión publico-privada total de 22,8 millones de euros.

El medio ambiente también jugará un papel importante en este segundo paquete, en el que se incluye la T-Movilidad, que empezará a testarse en los próximos meses y se implantará totalmente en 2016 —Mas espera que para el Congreso de Móviles del próximo año ya pueda usarse en la L9—. El presidente ha asegurado que la T-Movilidad será uno de los sistemas más modernos del mundo y, mediante una aplicación móvil y el sistema de pago contactless, permitirá ofrecer mejores tarifas en función del uso.

Reforzar el estado de bienestar

El tercer eje se centrará en la lucha contra la pobreza y a favor de la inclusión social. Mas ha repasado algunas de las medidas que deben empezar a aplicarse en las próximas semanas y meses como el nuevo servicio de distribución de alimentos o la convocatoria extraordinaria de ayudas para familias con hijos vulnerables. También ha hecho referencia a los 12 millones de euros acordados con ERC para elevar hasta los 178 los fondos para el PIRMI, del que se beneficiarán 28.500 familias, unas 1.500 más que ahora.

En varias ocasiones, Mas ha comparado los niveles de pobreza y desempleo con los del tripartitoEl cuarto paquete de medidas tiene por objetivo apoyar a las familias y reforzar el estado de bienestar. Este semestre se presentará en el Parlamento una ley sobre la cuestión y en las próximas semanas se implantará un plan especial de atención integral a la infancia y la adolescencia. Asimismo, se seguirá trabajando para disminuir las listas de espera —"tenemos las mismas que el tripartito en 2010 con un 20% menos de recursos", ha destacado Mas—; se aumentará un 20% "por segundo año consecutivo" el número de destinatarios de las ayudas para la vivienda —se beneficiarán 40.000 familias, unas 150.000 personas—; se impulsarán medidas para "proteger a los deudores hipotecarios" y evitar que personas vulnerables sean desahuciadas; y, entre otras medidas, se destinarán 20 millones de euros para rehabilitación de viviendas para mejorar su accesibilidad y su eficiencia energética.

El Govern impulsará una nueva ley contra la discriminación y la implantación de ley de transparencia El quinto proyecto se centrará en el modelo de escuela catalán y la cultura a través de dos ejes. El primero es la mejora de la formación de maestros, una de las herramientas para combatir el fracaso escolar (Enseñanza quiere atraer a los mejores estudiantes para que sean maestros, mejorar la formación y facilitar que los profesores de magisterio visiten otros países y modelos educativos). El segundo es la lectura: "En los próximos meses se inaugurarán doce nuevas bibliotecas pese a las fuertes restricciones presupuestarias", ha anunciado Mas.

En sexto lugar está la trasparencia y el buen gobierno, pues la aprobación de la ley de transparencia hace unas semanas genera grandes retos en el funcionamiento de la administración, ya que la Generalitat y las administraciones locales deben adaptarse. A su juicio, es una apuesta "en mayúsculas" por la regeneración democrática. El comisionado para la transparencia deberá definir e implementar las estrategias necesarias para cumplir la ley. Precisamente, Mas ha anunciado que el séptimo proyecto del Govern es impulsar una ley contra la discriminación más amplia que la que se aprobó hace unos meses para castigar la discriminación por motivos de identidad y orientación sexual.

Estructuras de estado

El octavo proyecto es la preparación de las estructuras de estado. Se deberán definir cuáles son las estructuras de estado y planificar su implantación. Asimismo, se impulsará el despliegue de la Hacienda propia. También se difundirá el Libro blanco para la transición nacional, que recoge los 18 informes sobre cómo sería una Cataluña independiente, las consecuencias, entre otros aspectos. El objetivo es que la gente "tenga un mejor conocimiento de causa sobre qué significa que Cataluña pueda convertirse en un Estado", ha dicho Mas.

Tener un mejor conocimiento de causa sobre qué significa que Cataluña pueda convertirse en un Estado El noveno punto del plan de Mas es el despliegue reglamentario de la ley de acción exterior y la preparación del plan de acción exterior para los próximos cuatro años. El Govern trabaja con la intención de abrir más de cuarenta delegaciones en el extranjero que se sumarían a las que ya existen en ciudades como París o Bruselas. Es aquí donde se enmarca el segundo comisionado.

El décimo y último programa consiste en identificar las infraestructuras "estratégicas, esenciales y críticas" para garantizar el funcionamiento de Cataluña "en caso de que llegase una desconexión legal del Estado", ha explicado Mas. Si bien ese "mandato" todavía no ha llegado, ha recordado que "feina feta no té destorb" (un dicho catalán que dice que el trabajo hecho no molesta). Se trata de las infraestructuras de abastecimiento y saneamiento de agua, de abastecimiento energía, de transporte y movilidad (puertos, aeropuertos, carreteras, entre otros) y de telecomunicaciones.

Precisamente, este viernes se inaugura la interconexión eléctrica España-Francia. Al ser preguntado al respecto, Mas ha dicho que todavía no ha decidido si asistirá al acto ni al posterior almuerzo en Peralada (Girona) con los jefes del Ejecutivo español y francés, Mariano Rajoy y Manuel Valls, por estar previsto un acto para celebrar el centenario del servicio de bibliotecas de Cataluña. El Gobierno concede una "gran importancia" a este proyecto, que convertirá esa interconexión en la línea eléctrica soterrada más larga del mundo y, por tanto, con efectos ambientales prácticamente nulos, además de duplicarse la capacidad de interconexión hasta los 2.800 megavatios.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.