El número de empresas inscritas en la Seguridad Social en el País Vasco se redujo en el primer mes del año en 232 empresas respecto a diciembre del pasado año, aunque es el mejor dato para un mes de enero desde 2007, según el análisis de Confebask sobre la evolución del tejido empresarial en Euskadi.

La patronal vasca ha señalado que este descenso es habitual en el primer mes del año por razones estacionales y, en este sentico, considera que se mantiene y afianza la tendencia de progresiva mejoría, según reflejan los datos interanuales.

En concreto, en enero el número de empresas se situó en 57.830, un total de 866 más que en enero de 2014, (1,5%), siendo el crecimiento interanual más elevado desde junio de 2007.

El descenso en enero del número de empresas se produjo en los tres territorios, si bien en términos interanuales crece el número de empresas, con un aumento más intenso en Álava y Gipuzkoa que en Bizkaia.

El número de autónomos se redujo en enero en 668 personas, lo que sitúa el aumento interanual en 851 personas, un 0,5% más que en enero de 2014. Desde que se inició la crisis se acumula una pérdida de 16.326 autónomos, un 8,6% menos.

Por otra parte, Confebask ha destacado que el número de empresas en procedimiento concursal se redujo en 2014 un 22,4% respecto a 2013, situándose en 458 empresas frente a las 590 del año anterior.

En este sentido, la patronal vasca ha subrayado que es el quinto trimestre consecutivo de descensos interanuales. Por sectores, destaca el fuerte descenso de los concursos en construcción (-43,9%), e industria (-27,2%), mientras que en el sector servicios la reducción de empresas concursadas respecto a 2013 fue más moderada (-7,6%).

"progresiva recuperación"

Confebask ha indicado que, pese a que enero no ha sido un buen mes para el número de empresas y de autónomos, ambas variables siguen una senda de "progresiva recuperación", con crecimientos interanuales positivos. A ello, se une la tendencia a la baja del número de empresas concursadas.

No obstante, considera que la mejoría del número de empresas y de autónomos es "aún modesta e inferior" a la que necesitaría la economía para recuperar "en un plazo razonable lo perdido durante la crisis".

En este sentido, cree que, para lograr un "mayor" ritmo de creación de empresas y autónomos, es preciso incidir en medidas que apoyen e incentiven la economía real, favoreciendo la actividad y la competitividad del tejido productivo, así como facilitando su acceso a la financiación.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.