El candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid, Miguel Sebastián, dijo ayer que tiene pruebas de que la concejala de Urbanismo, Pilar Martínez, recibió al menos tres veces a la abogada Montserrat Corulla, y no una, como dijo la edil, y de que la procesada por el caso Malaya «paseaba como Pedro por su casa» por Urbanismo, organismo que visitó en 40 ocasiones, la última, el día antes de entrar en prisión. Sebastián entregó ayer a la prensa fotocopias del control de visitas de Gerencia de Urbanismo con el detalle de entradas de Corulla.

El candidato socialista insistió en que han demostrado que hubo trato de favor. «Hubo una decisión política que cambió una decisión técnica», ya que «se requería un plan especial y se le eximió». Esta carencia «implica que no hay información pública, que ni ciudadanos ni asociaciones pueden presentar alegaciones, y que no hay debate en Urbanismo ni votación en el pleno», explicó la especialista de Sebastián en la materia, Mercedes de Palacio.

«No hay trato de favor»

El vicealcalde y director de la campaña del PP a la Alcaldía, Manuel Cobo, insitió ayer en  que las declaraciones de Miguel Sebastián sobre Corulla y sus 40 visitas a Urbanismo certifican que «no hubo trato de favor del Ayuntamiento». Para que lo haya «basta una llamada» y no «40 visitas» en las que, según Cobo, Corulla  «no obtuvo ningún resultado».