«Málaga está al servicio del urbanismo»

¿Cree que calará en el electorado su mensaje de campaña: torres sí o torres no?

Esta ciudad lleva 12 años al servicio del urbanismo, y el urbanismo es un instrumento para mejorar la calidad de vida de las personas. Hemos querido simbolizar en la campaña nuestro modelo de ciudad en el parque Repsol, donde De la Torre quiere hurtar, en la zona con la mayor densidad de Europa, un gran espacio verde ya predeterminado para que fuese un pulmón.

De la Torrre, a cambio de dinero, quiere clavar allí cuatro torres. Un parque significaría menos polución, menos ruido, más calidad de vida. Torres o parque es la foto fija de dos modelos de ciudad muy distintos: uno, al servicio de la especulación; otro, al servicio de las personas.

Usted propone un distrito financiero en Cortijo de Torres en el que sí habría torres...

Naturalmente. No estoy en contra de la edificación en altura, sino de la edificación en altura donde hay una densidad de población muy por encima de lo razonable. La ley marca que para la densidad de población que tiene que haber en un campo de fútbol (una hectárea) se pueden construir 100 casas.

En Carretera de Cádiz hay 211; en Cruz de Humilladero y La Unión, 300. Son zonas que se construyeron durante el desarrollismo franquista sin espacios libres. Se pensaron como lugar de almacenamiento masivo de personas, sin equipamientos. Ahora están libres los suelos de Repsol: allí había bidones contaminantes que los ciudadanos han soportado durante muchos años.

Ésta es la oportunidad de los malagueños para recuperar ese suelo tan castigado que daría oxígeno a la ciudad. Una buena centralidad se establece un gran parque como el Retiro de Madrid. Los pisos de su entorno valen un 20% más por metro cuadrado que las viviendas de Azca, que es el modelo que propone el alcalde en Repsol.

¿Qué garantías de solución dan los socialistas a los habitantes de núcleos diseminados que hay en Málaga?

Quienes viven allí ya han visto la atención que la derecha les ha prestado en 12 años: ninguna. A día de hoy hay muchos ciudadanos que no tienen luz y agua en Málaga porque el Ayuntamiento todo lo mide en función de su rentabilidad electoral. Yo he dado buena muestra de que me importan todos los ciudadanos de Málaga, vivan donde vivan.

Quienes más necesidades tengan deben recibir especial atención. Eso es justicia social por la que llevo luchando una vida entera.

Usted ha propuesto un tranvía que tanto PP como IU consideran carísimo. ¿Cómo podría pagarlo?

Le pediré colaboración a la Junta en un 50%. Si mantenemos la media de inversiones de 2007 estaremos en unos 1.600 millones de euros en cuatro años. Planteo el tranvía porque hay que complementar el metro, iniciativa de la Junta.

Hay gastos superfluos que se ponen por delante de gastos necesarios: el concierto de dos horas de la MTV (agosto de 2006) costó 825.000 euros, y para todo el año en materia de infancia se han presupuestado 900.000 que ni siquiera se han ejecutado al 100%. Y en esta ciudad hay un déficit muy importante de guarderías.

¿Cómo acabaría con el atasco diario, además de instalando un tranvía?

Todo se ha centrado en la hiperronda, pero no es la varita mágica. Hay que apostar por transporte público de calidad, que dé al ciudadano garantía de más comodidad, limpieza y ahorro de tiempo. Para ello, hacen falta metro, tranvía, buses y una red de carriles-bici. El nuevo desarrollo de la ciudad ha ignorado la red de carriles-bici tan prometida y nunca cumplida.

¿Está dispuesta a quitarle espacio a los coches para dárselo a las bicis?

Naturalmente. Hemos propuesto 140 km de carriles-bici para hacer en ocho años.

García Grana, Palma-Palmilla, Asperones... ¿Cómo acabar con la marginalidad en zonas como éstas?

Un campo de césped artificial en Palma-Palmilla es estupendo, pero si a la vez el alcalde da linternas a las personas que viven en Gabriel, 27, me parece indigno. Los problemas de marginación se resuelven y atenúan atendiendo a las personas y haciendo un programa integral para que tengan condiciones de vida digna y puedan acceder al mercado laboral. En esos barrios viven miles de malagueños.

Bio

Nacida en Melilla en 1953, esta maestra fue de las primeras en apoyar a ZP para que fuera secretario general del PSOE. «Soy el aval de Marisa», dijo el presidente del Gobierno el 2 de mayo. Es vicepresidenta de la Diputación.

Cargos de confianza, valoración al pp y autocrítica

«Firmaré un decreto para cesar a los que forman el gobierno en la sombra»

1Si logra gobernar, ¿cuáles serán sus primeras medidas?

Primero, firmaría un decreto para cesar a las personas que trabajan en el gobierno en la sombra, cargos de confianza que cobran muchísimo y nadie sabe qué hacen. Después, convocaré un consejo extraordinario de Limasa para reconducir la falta de limpieza: no podemos gastar 84 millones al año en un servicio tan deficitario. Y denunciaré los convenios para evitar que se hagan torres en Repsol y Martiricos.

2A su juicio, ¿ha hecho algo bueno De la Torre en estos últimos cuatro años?

El Festival de Cine Español, independientemente de lo mucho que nos ha costado a los malagueños.

3Está haciendo usted una campaña muy fuerte. Si pudiera rebobinar, ¿haría una oposición más potente de la que ha hecho?

No. Yo marqué estrategia y objetivos y los he ido cumpliendo uno a uno hasta llegar al punto de este momento.

4IU dice que no dejaría pasar una oportunidad de gobernar con el PSOE como la que tuvo en 1995...

Esa oportunidad la tendremos o no el día 28. Ahora quiero que los malagueños sepan qué se juegan en las elecciones.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento