El candidato del PP a la Alcaldía de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, comprobó ayer que se puede dar la vuelta a Madrid en taxi por 37,90 euros y a un velocidad media «bastante satisfactoria» de 40 kilómetros por hora, gracias, a su juicio, a las obras que ha llevado a cabo y a la regulación del aparcamiento. Gallardón tomó el taxi a las 10.00 horas en la calle de Almagro (Centro) y una hora después estaba en el mismo lugar pagando al conductor con dos billetes de 20 euros, propina incluida.