Tranvía de Parla
Imagen de archivo de uno de los convoyes del tranvía de Parla. Tranvía de Parla S.A.

Las cifras del tranvía de Parla no cuadran. El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 31 de Madrid investiga desde noviembre de 2013 en qué se gastó el consorcio que gestiona el tranvía (formado por Globalvia, filial de FCC, y Caja Castilla-La Mancha) 42 millones que recibió antes de la inauguración del servicio en concepto de adelanto, lo que se bautizó como "subvención de capital", 42 millones al margen del presupuesto oficial de las obras, que según certificó la Secretaría General del Ayuntamiento en julio de 2013, asciende a 255,94 millones de euros. El PP, que denunció el caso, defiende que estos 42 millones deben estar incluidos dentro de los 255,94 porque se pagaron como anticipo. El gestor del tranvía defiende lo contrario, que son 42 millones más, lo que incrementaría el presupuesto final de las obras a 298 millones de euros.

La calculadora es imprescindible para entender el coste del tranvía, el proyecto estrella del exalcalde y ex secretario general de los socialistas madrileños Tomás Gómez. El tranvía fue adjudicado por 108 millones de euros (IVA incluido) en mayo de 2005. Con los costes de la financiación, el tranvía se iba a 187,4 millones de euros. Pero en diciembre de 2006 y junio de 2009 la Junta del Gobierno local aprobó dos sobrecostes en las obras, que sumaron 41 millones. Es decir, que el tranvía ha costado 149 millones (los 108 iniciales más los 41 extras). Con la financiación, la inversión se disparó a los 255,94 millones de euros. Solo en intereses Parla debe pagar unos 107 millones de euros.

Cada uno de los 125.000 parleños debe aún 1.360 euros por las obras del tranvía El Ayuntamiento estableció un calendario de pagos a 30 años, entre 2007 y 2037. Entre 2007 y 2013 se han pagado 86 millones. En 2014 Parla debía haber abonado 16,6 millones (no lo ha hecho), y en 2015 deberá abonar otros 11,3 millones. Entre 2016 y 2037, habrá que pagar otros 142 millones más. Cada uno de los 125.000 parleños debe aún 1.360 euros por el tranvía. Pero en 2006 y 2007, antes de establecer ese calendario de pagos, el consorcio del tranvía recibió en seis transferencias 42 millones, dinero que procedía del Consorcio Urbanístico Parla-Este, un nuevo barrio de Parla gestionado por el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid que obtuvo importantes ingresos tras vender suelo público.

Un adelanto del tercio de las obras

"El objetivo era adelantar un tercio del coste de las obras para que luego la hipoteca solo se hiciera sobre los dos tercios restantes. Por eso se adelantaron esos 42 millones de euros. Así lo explica el contrato del tranvía. Esos 42 millones se tenían que haber descontado de los 255,94 millones finales, pero no se han restado, se han sumado. El contrato lo que dice es que ese dinero tiene el objetivo de reducir la aportación, es decir, las obras, los 256 millones, durante los 30 años de explotación", no que era una subvención adicional y a fondo perdido, como dicen ahora el Ayuntamiento y el consorcio del tranvía", señalan fuentes jurídicas de la acusación.

La acusación ha presentado en el juzgado 31 un documento del exgerente del tranvía que deja claro que los 42 millones de adelanto no son independientes al coste total. El juzgado investiga ahora en qué se han gastado esos 42 millones. Si el juez da la razón al grupo municipal popular, se anularía la Junta de Gobierno de 2013 que aprobó el coste final de 255,94 millones, se anularía por tanto también el calendario de pagos hasta 2037, "y se renegociaría la deuda, ya que habría que descontar los 42 millones que se pagaron como adelanto y habría que negociar como deuda aparte los sobrecostes de 41 millones".

Otro juzgado, el 5 de Parla, instruye otra causa por los sobrecostes del tranvía a petición de la Fiscalía, que ve indicios de delito. La causa está en su fase inicial. La Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) de la Policía Nacional ha pedido al juez en un informe que se investigue a los once concejales socialistas de Parla que aprobaron los sobrecostes de 41 millones de euros y las 14 empresas en las que algunos de ellos aparecen como apoderados o administradores. En una de las dos Juntas del Gobierno que aprobó los sobrecostes, la diciembre de 2006, Tomás Gómez era alcalde de Parla.

En marzo de 2006, el consorcio urbanístico Parla Este transfirió al consorcio del tranvía 8,7 millones de euros, una de las seis transferencias que recibió el tranvía como adelanto de las obras

Consulta aquí más noticias de Madrid.