Hasta que la plaza sea cubierta por un funcionario. El acuerdo alcanzado entre el Departamento de Educación del Gobierno vasco y el sindicato CC OO va a permitir que los profesores interinos, sin plaza fija, sean adscritos al centro en el que estén impartiendo clase.

Esta situación será aplicable también a aquellos docentes que no hayan acreditado el perfil lingüístico de euskera. De esta forma, los 157 profesores que permanecieron encerrados durante 141 días en el instituto Bertendona de Bilbao podrán continuar, de momento, en sus puestos de trabajo. Y seguirán ahí hasta que se convoquen oposiciones y la plaza sea cubierta por un funcionario de carrera con el perfil lingüístico exigido.

El Departamento de Educación interpreta que este acuerdo con CC OO no supone ninguna variación respecto a la situación de esos 157 profesores. Sin embargo, el sindicato calcula que el número de interinos adscritos a un centro podría quedar fijado en unos 2.000  docentes, mientras que hasta ahora las previsiones apuntaban a unas 1.500 plazas.  Este margen es el que permite a CC OO asegurar que los 157 profesores van a poder continuar en sus puestos de trabajo sin mayores problemas.