Cuántos de ustedes habrán oído alguna vez aquello de «¿vas a Jaén? No se te ocurra ir por la carretera, que con la recogida de la aceituna está llena de tractores y es peligrosísima». Siempre le sigue un segundo consejo: «Sube mejor hasta Bailén, es mas largo pero vas todo el rato por autovía y al final tardas menos».

Esa es de hecho la ruta que escogen los transportistas y profesionales de la carretera en general. Tan enraizada está esa teoría en la cultura popular, que la vía que oficialmente conecta ambas capitales, la A-306, conocida como la «Carretera de los tractores», supera a duras penas los 5.000 vehículos diarios. A pesar de que ese pequeño rodeo por Bailén supone hacer en realidad 50 kilómetros más con un coste aproximado de entre 5 y 6 euros para un vehículo de gasolina sin plomo.

Compromiso formal

Ayer, la Junta de Andalucía anunció, tras su reunión del Consejo de los martes, «el compromiso del Gobierno andaluz de asumir la construcción de la autovía entre Jaén y Córdoba».

Lo hará desdoblando la carretera de los tractores, que nace en El Carpio, a unos 23 kilómetros de la capital por la A-4, y sigue hacia Bujalance para cruzar el corazón del olivar andaluz al pasar junto a Martos, camino ya de Jaén.

Hoy es una carretera que da servicio a la principal industria agroalimentaria de la región (si España es la principal productora de aceite del mundo, Andalucía lo es de España y Martos lo es de Andalucía). En unos años será la principal conexión del noreste andaluz con el suroeste de la Península. ¿Cuántos? A eso la Junta no ha dado respuesta todavía.

Y el nudo de los trenes de alta velocidad, la estación

Córdoba se convierte en cruce de caminos ferroviarios. La Consejería de obras Públicas va a construir un cambiador de ancho de vía a la entrada de la estación de Córdoba. Es un sistema por el que los trenes, sin llegar a detenerse, cambian la distancia entre sus ruedas de metal para adaptarse al ancho internacional de las vías por las que circulan los trenes de alta velocidad.

Una vez funcione, los trenes regionales procedentes de Jaén con destino Málaga, Sevilla, Cádiz y Huelva podrán hacer la segunda parte de su trayecto por las vías del AVE Madrid-Sevilla y Mádrid-Málaga, recortando significativamente sus tiempos  de viaje actuales.

También habrá un servicio regional entre Sevilla y Málaga que pasará por Córdoba. Así, ambas capitales quedarán unidas por tren en un tiempo aproximado de 90 minutos, frente a las dos horas y media que en la actualidad tarda el más rápido de los trenes regionales.

De esa manera no hará falta esperar a que en 2013 acaben las obras de desdoble y electrificación de las vias andaluzas para conectar con alta velocidad las capitales.