Desde las 18.25 horas de ayer estuvo cortado el tráfico ferroviario entre Orihuela y Murcia al descarrilar, a la altura de la estación de Los Ramos (Murcia) dos vagones de un mercancías cargado de carbón, que iba de Cartagena a Toledo. El corte, sin heridos, afectó a diez trenes: seis de Cercanías, tres de larga distancia procedentes del corredor del Mediterráneo y uno de media distancia. Renfe aseguró que los pasajeros afectados serían trasladados por carretera a sus estaciones de término. Al cierre de esta edición aún se desconocía la hora a la que se reanudaría el servicio por vía férrea.