«No entiendo lo que quiere, no me motiva, no me escucha, no me respeta...». No, no son las quejas sobre su pareja que alguien le cuenta a un amigo. Se trata de los principales defectos que los empleados ven en sus jefes. Así lo refleja el último estudio realizado a 4.000 empleados por el Centro de Estudios Financieros (CEF),en el que se tipifican los diez pecados capitales que los trabajadores observan más a menudo en sus jefes.
Como en la vida misma, los cinco primeros errores tienen que ver con la falta de comunicación y comprensión.