Los funcionarios de la Junta podrán disfrutar de cuatro semanas más de baja por paternidad, a sumar a los 15 días que ya prevé la ley estatal para la Promoción de la Igualdad de Género.

Además, el Gobierno andaluz ha ampliado los beneficios de esta norma a las parejas del mismo sexo que tengan niños adoptados o en acogimiento menores de seis años. Ésta es una de las medidas incorporadas al proyecto de ley andaluz, aprobado ayer por el Consejo de Gobierno de la Junta y de la que podrán beneficiares sus 250.000 funcionarios. Se trata de beneficiar al cónyuge al que no le corresponda por parto, adopción o acogimiento.

En el caso de las parejas homosexuales, unos sesenta niños viven en situación de acogida con parejas del mismo sexo en nuestra región. Según los datos de la Federación Andaluza de Asociaciones de Lesbianas y Gays, Colega, la mayoría lo hace en el seno de uniones formadas por mujeres. La Consejería de Igualdad y Bienestar Social asegura que en sus estadísticas no se especifican la condición sexual de las parejas con niños en acogida. Sí mantienen que el número es «apenas representativo» e inferior a una decena.

Para Antonio Ferre, presidente de Colega Andalucía, la iniciativa es muy positiva y debería ser ejemplo a seguir para otras empresas. «Lo importante es que cada vez se va visualizando más la presencia de parejas homosexuales en la sociedad, y eso siempre es bueno», declara Ferre.

A favor de la mujer

El proyecto de ley también recoge el desarrollo de medidas de acción en favor de la mujer, la representación equilibrada de ambos sexos entre los altos cargos de la Administración andaluza y la promoción de un lenguaje y una imagen pública no sexista. Por ejemplo, se plantean incentivos a la contratación estable de mujeres, sobre todo en aquellos sectores en los que éstas tienen una presencia reducida. En las empresas públicas, la Junta fomentará con ayudas la instalación de guarderías y otros servicios en los centros de trabajo.