Proyecta optimizar el uso del bus y la bicicleta.

El Rectorado de la Universidad de Santiago pretende que el Campus Sur vuelva a ser un espacio libre de tubos de escape.

El próximo curso, con un nuevo Gobierno municipal ya asentado, quiere potenciar las líneas de transporte urbano y el uso de la bicicleta para eliminar los atascos en los viales que rodean las facultades.

La zona es, además, un lugar de aparcamiento para cientos de conductores que evitan los aparcamientos del centro, pero el consejo directivo universitario espera contar con el apoyo de la Administración pública para humanizar esta parte de la ciudad compostelana.


El objetivo final es el de recuperar en gran parte el concepto de residencia del campus.

Por ello se intentará potenciar la figura de las peatonalizaciones en determinadas áreas que en la actualidad están sometidas a un fuerte tráfico de vehículos, a menudo ajenos a la Universidad.

El propósito del Rectorado es ofrecer a los estudiantes el mejor espacio para formarse y a la vez convivir en las mejores condiciones.