Los bomberos rescatan el cuerpo del fallecido
Los bomberos rescatan el cuerpo del fallecido. (Foto: EFE)

Una persona murió sepultada por un desprendimiento de tierra ocurrido la noche del martes en San Xurxo de Sacos, en el municipio pontevedrés de Cotobade, indicaron diversas fuentes.

La víctima es un hombre cuyo cadáver fue rescatado entre los escombros de tierra próximos a una vivienda, aunque fuentes de la Xunta indicaron que se trata de un muro de unos 8,5 metros de altura que se derribó y atrapó al transeúnte.

El cuerpo sin vida del hombre fue hallado tras la intervención de dos palas mecánicas que procedieron a retirar la tierra y piedras del lugar.

El accidente se produjo en una zona próxima a la carretera nacional entre Pontevedra y Ourense en el que había un galpón y un supermercado construidos bajo una zona de tierra que había sido parcialmente recortada para urbanizar.

Colapso por la lluvia

Según indicaron testigos de la zona, las canalizaciones del techo del galpón se habían quedado colapsadas a consecuencia de la lluvia y dos hombres, uno de ellos el propietario del supermercado, subieron para intentar repararlo.

En el momento en el que se encontraban trabajando se derrumbó el terreno y uno de ellos quedó sepultado por la tierra y las piedras, mientras que el otro, el propietario del supermercado, logró escapar.

Fuentes de la Xunta indicaron que los vecinos de la zona alertaron hacia las 19:50 horas del desprendimiento de tierras y que rápidamente se movilizaron los medios para tratar de rescatar al hombre que quedó atrapado, cuya identidad no ha sido facilitada.