inundaciones

Decenas de vecinos de la localidad de Villarrubia de los Ojos (Ciudad Real) fueron evacuados hoy de sus casas por las inundaciones causadas por una tormenta de granizo y lluvia.

La localidad, que el pasado fin de semana sufrió los efectos del agua, el viento y el granizo, quedó hoy anegada por la lluvia, que entró en casi todas las casas y llegó a cubrir prácticamente por completo los coches en la parte baja de la localidad.

El pleno del Ayuntamiento local aprobó anoche, en una sesión extraordinaria, solicitar ayudas para paliar los daños producidos por el temporal, así como la declaración de zona catastrófica, dada la magnitud del término afectado.

Vecinos organizados con tractores evacuaron a los vecinos cuyas casas se habían inundado, entre ellos algunas ancianas que no podían valerse por sí mismas.

La candidata del PP a la Junta, María Dolores de Cospedal, llegó a la localidad para conocer los daños causados por el granizo, pero su caravana electoral encontró el acceso a la localidad cortado para el tráfico rodado.

Vecinos de la localidad indicaron a los periodistas que acompañan a Cospedal que la tormenta hizo que desde la ladera de la montaña cayera una riada de agua y barro que llegó hasta el pueblo.

El pleno del Ayuntamiento local aprobó solicitar ayudas para paliar los daños producidos por el temporal

El Ayuntamiento había informado en la víspera que se recogieron hasta 22 remolques llenos de granizo. Patrullas de la Guardia Civil, voluntarios de Protección Civil de Manzanares, bomberos de Emergencias Ciudad Real y ambulancias del Servicio de Salud de Castilla-La Mancha se sumaron a las labores de rescate. L

Los vecinos empezaron a organizarse con los servicios de emergencia para dar alojamiento a todas las personas que tuvieron que ser desalojadas, algunas de las cuales, según pudieron comprobar los periodistas, se negaban a abandonar sus hogares.

Cospedal recorrió las partes accesibles de la localidad acompañada por la candidata del PP a la Alcaldía, Encarnación Medina, quien indicó a los medios que las inclemencias del pasado domingo afectaron a más de 600 familias de agricultores y hoy "es casi todo el pueblo" el damnificado.

"Los campos están blancos, arrasados", dijo la candidata del PP, quien expuso que ni la gente mayor del pueblo recuerda algo parecido.

Cospedal se comprometió con los habitantes a ayudarles a tramitar las ayudas que les corresponden ante la Junta por los daños en sus viviendas y les urgió a comenzar los trabajos de realojo antes de que cayera la noche.