Dos peritos policiales elaboraron un informe sobre las distintas reivindicaciones de los atentados que se produjeron en días posteriores.

En su breve comparecencia han asegurado que las cintas eran de mala calidad, y no hablaban las mismas personas en la cinta de la mezquita de la M-30 y la de Leganés.

Tras ellos, han hablado dos técnicos expertos en análisis de ADN: "Nos costó hasta el 15 de octubre de 2004 saber quién era uno de los suicidas [...], se trataba de Alekema Lamari", afirman.

Recogidas  de muestras

Por su parte, varios expertos en la recogida y análisis de ADN han explicado que la identificación de los dos primeros cadáveres de lossuicidas de Leganés fue sencila, pero esta no fue la tónica de su trabajo.

 

Para identificar a los Oulad Akcha recurrieron a muestras de ADN extraídas de familiares
Para identificar a los hermanos Oulad Akcha, por ejemplo, tuvieron que recurrir a muestras de ADN extraídas a familiares suyos en Marruecos—padres y hermanos—: "Dio positivo", matiza uno de los técnicos.

 

Por otro lado, el perfil de Abdelmajir Bouchar fue encontrado en un hueso de dátil, así como en una maquinilla de afeitar; mientras que el de Alekema Lamari —el sexto de los suicidas identificados— se encontró en uno de los vehículos —Skoda Fabia— usado por los terroristas.

Los hermanos Ahmidam

El perfil genético de uno de los procesados, Hicham Ahmidam —primo del Chino— se encontró en dos lugares:  por un lado en Albolote (Granada) y en la finca de Morata (Madrid), en un pantalón.

De Ghalyoun se halló perfil genético en un gorro hallado en Leganés —prenda que el letrado de Ghalyoun, José Luis Abascal— ha traído en repetidas ocasiones al juicio.

Del presunto autor intelectual de los atentados, Rabei Osman el Egipcio, no se encontró perfil genético en ninguno de los escenarios. Las autoridades españolas solicitaron información a las italianas, pero no se logró ningún resultado. 

Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es