El Odyssey dice que recuperó el tesoro submarino conforme a las leyes

  • Según la compañía, la zona exacta donde están localizados los restos del barco se halla más allá de las aguas territoriales de cualquier nación.
  • Anunció que sus cazatesoros habían descubierto unas 17 toneladas de monedas de plata y oro, valoradas en 370 millones de euros.
  • El gobierno español ha alertado a las autoridades policiales antes un posible delito de expolio del patrimonio estatal por parte de Odyssey.
Greg Stemm y una empleada de Odyssey Marine Exploration examinan parte del tesoro del "Cisne Negro" (AP Photo/Odyssey Marine Exploration)
Greg Stemm y una empleada de Odyssey Marine Exploration examinan parte del tesoro del "Cisne Negro" (AP Photo/Odyssey Marine Exploration)
AP

La firma estadounidense Odyssey, que recuperó el que puede ser el más rico resto arqueológico submarino descubierto hasta ahora, ha salido al paso de las acusaciones de expolio y aseguró que la extracción se hizo conforme a las leyes.

"Sobre la mayor parte de los restos arqueológicos que hemos recuperado, incluido el de este proyecto (llamado "Cisne negro"), surgirán reclamaciones de otras partes", ha dicho en un comunicado la compañía de exploración marina Odyssey.

La firma dejó claro que la extracción del pecio se llevó a cabo conforme a las leyes establecidas sobre recuperación de yacimientos arqueológicos submarinos y que la zona exacta donde están localizados los restos del barco se halla más allá de las aguas territoriales de cualquier nación.

Asimismo, subrayó que el traslado a Estados Unidos de las monedas que componen el tesoro se efectuó de forma legal.

El viernes pasado, la compañía de exploración anunció que buceadores "cazatesoros" de la firma habían extraído del fondo submarino en un punto no revelado del mar Atlántico unas 17 toneladas de monedas de plata y oro, valoradas en 370 millones de euros.

Un tesoro incomparable compuesto de 500.000 piezas que recientemente trajeron a EE UU en contenedores y que esperan alcancen en el mercado un precio de 740 euros cada una.

La compañía aclaró en el comunicado que el pecio extraído no correspondía al de los restos del barco mercante del siglo XVII HMS Sussex, que naufragó frente a las costas de Gibraltar en 1694.

Sin embargo, la negativa de la firma estadounidense a facilitar la nacionalidad del buque, antigüedad y tamaño, así como su localización y lugar de procedencia ha despertado las sospechas de España e Inglaterra.

Así, el gobierno español ha alertado a las autoridades policiales antes un posible delito de expolio del patrimonio estatal por parte de Odyssey, mientras periódicos londinenses califican la extracción del tesoro de "robo".

"Nuestros asesores legales nos han indicado que aun en el caso de que alguna reclamación prospere y sea legitimadas por los tribunales, nosotros recibiríamos la mayor parte" de las piezas recuperadas, destacó la firma.

El Ministerio de Cultura español anunció en marzo pasado que vigilaría a Odyssey en las operaciones de identificación del buque HMS Sussex, cuyo descubrimiento y posible rescate provocó una controversia que se saldó con un acuerdo entre los gobiernos de España y Reino Unido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento