Ningún grupo parlamentario se suma al pacto antiyihadista del PP y el PSOE

  • CiU ha avanzado no obstante que favorecerá la toma en consideración, mientras que UPyD se abstendrá.
  • Los grupos firmantes han apelado al resto de las formaciones a anteponer la unidad por encima de los intereses partidistas
El ministro de Interior, Jorge Fernández (c), conversa con la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas (i), junto al ministro de Justicia, Rafael Catalá (d).
El ministro de Interior, Jorge Fernández (c), conversa con la diputada de Coalición Canaria, Ana Oramas (i), junto al ministro de Justicia, Rafael Catalá (d).
EFE/JuanJo Martín

Ningún grupo parlamentario ha manifestado su intención de sumarse al pacto antiyihadista PP-PSOE, durante el primer trámite en el Congreso de los Diputados de la proposición de ley sobre medidas de lucha contra el terrorismo islamista.

A falta de la votación final, CiU ha avanzado no obstante que favorecerá la toma en consideración, mientras que UPyD se abstendrá a la tramitación de la norma, que rechazará el resto de los grupos por considerarlo un "pacto bipartidista y electoral" pese a los llamamientos a la unidad de PP y PSOE.

La proposición de ley ha sido defendida por los diputados José Miguel Castillo Calvín (PP), José Enrique Serrano (PSOE), Ana Oramas (CC), Enrique Álvarez Sostres (Foro Asturias) y Carlos Salvador (UPN), en presencia de los ministros de Justicia e Interior, Rafael Catalá y Jorge Fernández Díaz, respectivamente.

Todos los diputados de los grupos firmantes han apelado al resto de las formaciones a anteponer la unidad por encima de los intereses partidistas y sumarse así al pacto, aparcando sus diferencias respecto de la prisión permanente revisable, una figura que, según la oposición, "se ha tragado el PSOE".

"No podemos ser tolerantes ni neutrales, solo cabe unidad"

Al respecto, Castillo ha destacado que la iniciativa lanza un mensaje claro: "No hay excusas que valgan contra el terrorismo, no podemos ser tolerantes ni neutrales, solo cabe la unidad".

Por ello, ha pedido al resto de los grupos que se sumen al pacto y no hagan oposición con la excusa del terrorismo, sino que "la única oposición sea la de todos contra el terrorismo".

Serrano, por su parte, ha destacado que la proposición es el resultado de una iniciativa del líder de los socialistas, Pedro Sánchez, que fue "aceptada de inmediato" por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

Ha pedido el apoyo del resto de la cámara, porque hoy "nadie está a salvo" de la amenaza del terrorismo yihadista. "No lo estuvimos hace 11 años, y nadie nos garantiza seguridad absoluta ante el futuro, ya que la amenaza es cierta y nos puede venir de fuera o surgir entre nosotros".

Así, tan solo CiU ha recogido el guante lanzado por PP y PSOE para respaldar la tramitación de la iniciativa, si bien eso no significa que se sumen al pacto.

"No nos opondremos a que se tramite esta proposición de ley, pero que no se confundan: no oponerse no significa avalar el contenido del texto", ha precisado Jordi Jané, que ha criticado "las formas aceleradas y bipartidistas" de la propuesta, a la que finalmente se abstendrá UPyD.

Rosa Díez ha explicado que, tras haber escuchado al PP y al PSOE, su grupo ha decidido no apoyar este primer trámite ante la Cámara.

La oposición pide diálogo

"Les tomaremos en consideración cuando nos tomen en consideración a nosotros", ha dicho tras advertir que el pacto es una "chapuza y una vergüenza" que deja "la foto de dos boxeadores noqueados que parece se están pegando, pero que en realidad se están sosteniendo", en alusión a los dos grandes partidos.

También lo entiende así la Izquierda Plural, cuyo diputado Gaspar Llamazares ha protagonizado las críticas más duras de la tarde. "No es un pacto antiterrorista, sino un blindaje bipartidista que no nos hace más eficaces frente a las nuevas formas de terrorismo", ha explicado.

"Es realmente inaceptable, un acuerdo adoptado por el miedo de los dos partidos mayoritarios desde el punto de vista electoral", ha añadido.

Un diagnóstico que ha compartido Emilio Olabarraía (PNV). "¿Cómo hacen esta chapuza y lo llaman pacto de Estado contra el terrorismo? Seguramente, por razones electorales", ha dicho.

Pero las críticas también han alcanzado a la prisión permanente revisable, y en este punto los grupos han acusado al PSOE de "tragarse y comerse" esta figura penal, pese a que los socialistas han recordado que la recurrirán ante el Tribunal Constitucional en cuanto se apruebe la reforma del Código Penal.

Sobre ese asunto, Serrano ha querido dejar claro que "el PSOE no avala, no asume y no ampara la prisión permanente revisable, ni en terrorismo ni en cualquier otro ámbito".

"Quien diga lo contrario no dice la verdad", ha precisado en alusión a las críticas de ERC, Amaiur, PNV, Izquierda Plural y Compromís, cuyo diputado Joan Baldoví ha denunciado "la esquizofrenia del PSOE por querer hacerse esa foto firmando algo que quieren derogar".

Tras superar su primer trámite ante la Cámara, los grupos tendrán una semana para presentar sus enmiendas al texto, que será debatido y previsiblemente aprobado en el pleno del próximo día 19.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento