Incidentes en Barcelona
Barricadas de contenedores ardiendo en las inmediaciones de la Rambla del Raval, en Barcelona, durante los incidentes registrados tras la manifestación en protesta por el desalojo del centro social Can Vies. EFE

Un juzgado de Barcelona ha condenado, tras un pacto entre las partes, a un año y medio de cárcel a un joven por su participación en los incidentes ocurridos durante las manifestaciones en el barrio de Sants en contra del desalojo del centro okupado de Can Vies a finales de mayo de 2014.

Uno de los jóvenes juzgados este martes ha reconocido los hechos para eludir su entrada en prisiónLa Fiscalía y la defensa del acusado, Victor S., han cerrado un acuerdo de conformidad antes del juicio previsto para este martes, por el que el joven ha reconocido los hechos y ha aceptado una pena de un año de cárcel por atentado contra los agentes de la autoridad y seis meses más por desórdenes públicos.

Esta pena finalmente impuesta queda lejos de los cuatro años de cárcel que en un principio pedía la Fiscalía —dos por cada uno de los delitos— por los desórdenes y el lanzamiento de un objeto contra los agentes que impactó en una marquesina durante los altercados.

El Juzgado Penal 27 de Barcelona ha estimado, con el aval de la Fiscalía, la petición de la defensa del acusado de que la sentencia recoja la suspensión de su entrada en prisión a condición de que no delinca en dos años, tras lo que el joven quedaría libre de cargos pero con antecedentes.

Otro de los acusados ha negado haber lanzado una piedra contra un furgón policial en SantsPor hechos similares, este martes el mismo tribunal ha juzgado a Daniel G., de 21 años, para el que la fiscal solicita cinco años y diez meses por lanzar presuntamente una piedra que impactó en una de las furgonetas antidisturbios de los Mossos d'Esquadra, durante los altercados de Can Vies.

La fiscal le acusa de desórdenes públicos —por su participación "activa" en los incidentes— y por un atentado con instrumento peligroso con el agravante de disfraz, ya que supuestamente iba tapado con un gorro de lana.

En su interrogatorio, el acusado ha negado haber tirado nada a las furgonetas ni haber participado en los incidentes, ni ir vestido con un gorro negro, y ha asegurado que cuando vio que en la calle de Sants empezaron los disturbios intentó irse para casa, tras haber asistido a la manifestación junto a un amigo con el que había cenado.

Los agentes que lo detuvieron han descrito ante el juez que en esos momentos en la zona había un contexto de situación "bélica", y han asegurado que en ese contexto el acusado tiró al menos un objeto y que pudieron reconocer al joven ya que no lo perdieron de vista en ningún momento y lo detuvieron porque se cayó al suelo; sin embargo, a preguntas del juez no han podido confirmar que el objeto supuestamente lanzado por Daniel G. impactase en el furgón.

Otro juicio aplazado

Este martes estaba previsto también un tercer juicio por Can Vies contra Miguel M., de 20 años —que se enfrenta a seis años de prisión por atentado y desórdenes—, pero finalmente se ha aplazado al 5 de marzo por una crisis de ansiedad del acusado.

Hace dos semanas se celebraron los cuatro primeros juicios por los disturbios de Can Vies, que se saldaron con una condena de tres años y nueve meses de cárcel, un año de prisión, una condena de ocho meses y una absolución, respectivamente.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.