La Policía busca al sospechoso de matar a perros con salchichas llenas de clavos en La Elipa

  • Las fuerzas de seguridad ya cuentan con la descripción física del presunto autor de la muerte de los dos canes, según fuentes de la patrulla ecológica.
  • El sospechoso es un vecino de la zona que discutió con los dueños de los animales por los excrementos que dejaban en el parque de la calle Ricardo Ortiz.
  • El Código Penal contempla penas de tres meses a un año de cárcel para la persona que maltrate o cause la muerte de un aninal.
María, vecina de La Elipa, teme que su perro pueda correr peligro en los parques cercanos a su casa.
María, vecina de La Elipa, teme que su perro pueda correr peligro en los parques cercanos a su casa.
JORGE PARÍS

La reciente muerte de al menos dos perros en el parque de la calle Ricardo Ortiz, en La Elipa, por la ingestión de salchichas con objetos punzantes en su interior, como clavos o alambres, ha provocado la alarma vecinal en este barrio del distrito de Ciudad Lineal, donde también han resultado heridos varios canes por esta causa. La Policía ya cuenta con la descripción física del presunto autor de la muerte de los dos animales, según han asegurado a 20minutos fuentes de la 'patrulla ecológica', la unidad de la Policía Municipal de Madrid especializada en medio ambiente. "Lo estamos buscando pero es muy difícil coger a alguienin fraganti si no podemos ir de paisano", añaden.

"Al parecer hubo una discusión entre vecinos. Una persona se quejó de que los excrementos de los perros provocaban que el parque estuviese siempre sucio. Este fue el origen del conflicto y el posible móvil de lo que parece una venganza", explican las mismas fuentes, que confirman que se han generado una gran alarma por parte de los vecinos tras los hechos porque estos parques son frecuentados por muchos niños pequeños. Esta situación también se ha dado en otraz zonas de la capital como el parque de El Retiro, Fuente del Berro o San Isidro.

Desde la Federación de Asociaciones Protectoras y de Defensa Animal de la Comunidad de Madrid (F.A.P.A.M.), afirman que este tipo de sucesos viene siendo habitual en los últimos años: "No es algo nuevo que suceda ahora. Hay mucha gente a la que no le gusta tener cerca a perros y gatos e intentan eliminarlos como sea. También es habitual colocar carne picada envenenada o con alfileres dentro", señala su presidenta, Matilde Cubillo.

Pese a que el asunto está ya en manos policiales, los vecinos de la zona están muy encima de sus mascotas para que no les ocurra nada. "Tengo mucho mas cuidado con mi perra Dina, porque esto es cuestión de tiempo. Estamos asustados, y avisando a los dueños de los perros. Frente a mi casa hay un parque y ya no la llevo allí por miedo", dice María, vecina de La Elipa.

"Aquí hay gente que no le gustan los animales y hace eso... Pastillas con veneno o carne con cristales para perros y gatos. El mes pasado quemaron unos gatos en el Parque de los Pinos. El otro día se llevaron corriendo a un perro que echaba espuma por la boca. Yo siempre llevo a mi perro con bozal por si acaso", asegura Jero, otro vecino de la zona.

Posible aumento de las penas

En España, la última reforma del Código Penal (2010) impone en el artículo 337 penas de tres meses a un año de cárcel para la persona que maltrate o cause la muerte de un aninal: "El que por cualquier medio o procedimiento maltrate injustificadamente a un animal doméstico o amansado, causándole la muerte o lesiones que menoscaben gravemente su salud, será castigado con la pena de tres meses a un año de prisión e inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales".  En cuanto a la normativa regional, la sanción más grave por maltrato animal en Madrid asciende a 15.000 euros.

El Gobierno podría endurecer las penas en la nueva reforma que prepara del Código Penal. Según ha informado el Partido Animalista PACMA, en esta reforma se podría establecer "una pena de seis a dieciocho meses de prisión e inhabilitación especial de dos a cuatro años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales domésticos o amansados. Sin embargo, en la mayoría de los casos, si no hay antecedentes penales, nadie acaba en la cárcel debido a que las penas no son superiores a dos años.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento