Estación del Norte
Edificio que albergaba la antigua Estación del Norte de Madrid, en Príncipe Pío; actualmente, está en estado de abandono. JORGE PARÍS

Adif ha abierto un concurso público para ceder a una empresa privada la explotación en régimen de alquiler del edificio histórico de Príncipe Pío de Madrid durante un periodo de cincuenta años, para que desarrolle una actividad comercial a cambio de abonar una renta anual de al menos 150.000 euros al año.

La compañía que alquile el emblemático recinto deberá acometer las obras necesarias para su rehabilitación, estimadas en un importe mínimo de 7 millones de euros, antes de iniciar su explotación.

Las empresas interesadas en alquilar el edificio cuentan con plazo para presentar ofertas hasta el próximo 2 de marzo, tal como adelanta el diario 'Expansión' en su edición de este lunes.

El contrato de arrendamiento incluye el edificio de Príncipe Pío y unos espacios libres anexos al mismo, ubicados en el centro de la capital, entre la Cuesta de San Vicente y el Paseo del Rey.

El alquiler tendrá un periodo de validez de más de 50 añosEl inmueble suma una superficie total de 6.534 metros cuadrados y los espacios aledaños otros 3.429 metros cuadrados más, según los pliegos del concurso que ha publicado Adif.

Con el fin de facilitar la viabilidad económica de la operación comercial que se implante en el recinto, Adif establece un periodo transitorio en el que exime a la empresa adjudicataria de pagar la renta fija anual.

Este periodo comprenderá desde la firma del contrato de arrendamiento hasta el inicio de la actividad, que podrá extenderse durante un periodo máximo de tres años.

Adif destaca a Príncipe Pío como un edificio de gran valor arquitectónico, que data de principios del siglo XX y que cuenta con tres zonas diferenciadas. Se trata de un cuerpo central donde se ubicaba el gran vestíbulo de la estación, el torreón de levante y otro torreón de poniente.

"Restauración integral"

No obstante, el ente público dependiente del Ministerio de Fomento reconoce que actualmente se encuentra en un deficiente estado de conservación, con lo que es preciso "acometer una restauración y rehabilitación integral".

El arrendamiento de este emblemático inmueble se enmarca en la estrategia de Adif de poner en valor de los activos no vinculados a la explotación ferroviaria con el fin de lograr ingresos adicionales con que construir las líneas AVE y reducir gastos.

Dentro de esta política, la compañía pública dependiente del Ministerio de Fomento también ha cedido a empresas privadas la explotación de su red de aparcamientos y su fibra óptica, y ha sacado asimismo a subasta viviendas, estaciones ferroviarias en desuso y un solar en el Paseo de la Castellana de Madrid.

Consulta aquí más noticias de Madrid.