Expertos piden incentivos contra el abandono del monte, tras ejecutarse menos del 40% del plan forestal gallego

El sector de la madera se resiente al bajar el consumo durante la crisis, y más del 50% de las talas de la última década fueron de eucalipto
Santiago Lago Peñas, Juan Picos y Edelmiro Iglesias (Foro Económico de Galicia)
Santiago Lago Peñas, Juan Picos y Edelmiro Iglesias (Foro Económico de Galicia)
EUROPA PRESS

El Foro Económico de Galicia ha presentado este lunes un informe sobre la situación del sector forestal gallego en el que reclaman incentivos fiscales para productores para luchar contra el abandono del monte, al tiempo que denuncian incumplimientos en las previsiones de inversión del Plan Forestal de la Comunidad (entre 1993 y 2012), en el que se han primado las acciones paliativas de extinción de incendios frente a las políticas estructurales a largo plazo, con grados de ejecución "inferiores al 40%" y un déficit de inversión de más de 700 millones.

Así se recoge en el estudio realizado por el doctor de la Universidade de Vigo y director de la asociación Monte Industria, Juan Picos, que ha identificado diversas debilidades del sector forestal gallego como: la fragmentación de la propiedad; los procesos de envejecimiento y despoblación del rural; la caída del consumo de madera durante la crisis; la competencia internacional; así como "los años perdidos" por que las políticas estructurales a largo plazo se han visto relegadas frente a lo destinado a la extinción de incendios.

Sobre este extremo, ha lamentado que "lo urgente" quite recursos "a lo importante", y ha puesto como ejemplo que las políticas a largo plazo para el mantenimiento del monte se ven afectadas por lo invertido para apagar incendios cuando cree que no debería ser así. "Es como si los accidentes de tráfico condicionasen los fondos de infraestructuras", pone como ejemplo. Por ello, pide una "nítida" separación entre los recursos aportados a ambas áreas.

Entre las fortalezas y oportunidades del sector forestal gallego, este estudio identifica la importante demanda de madera que tendrá Europa hasta 2050, debido a la "escasez" que habrá para su consumo; el "enorme margen" de crecimiento del empleo; la apuesta por la denominada "economía verde" y las posibilidades de reciclaje de la madera.

A este respecto, el profesor de Economía Aplicada de la USC Edelmiro Iglesias, que ha colaborado con la elaboración de este informe, considera "compleja" la situación del sector forestal gallego, "que podría dar mucho más de sí", ya que queda por desarrollar "gran parte de su potencial".

Radiografía del sector tras la crisis

Así, Iglesias identifica la "debilidad" del sector empresarial y transformador en Galicia, con "el reto de redefinir" su papel, después de que la industria forestal se viese "muy afectada" durante la crisis al estar vinculado a la construcción.

De este modo, en Galicia existen más de dos millones de hectáreas —el 30% son gestionados por comunidades vecinales— con una facturación conjunta de la industria de transformación de la madera que supera los 1.600 millones de euros. Sin embargo, la contribución a la economía gallega ha caído desde el 3,5% que suponía a principios de este siglo XXI hasta el 2% de la actualidad.

Asimismo, desde el inicio de la crisis las ramas de actividad que integran este complejo productivo cayeron un 7,9%, frente al descenso del 1,2% del total de la economía. Con todo, supone el 12% del empleo industrial, y en 52 de los 314 ayuntamientos gallegos el sector forestal representa más del 30% de los establecimientos industriales.

Junto a esto, el sector se ve afectado por otros problemas como que no haya fuentes estadísticas actualizadas para poder realizar diagnósticos adecuados, a la vez que "la mayor parte" del suelo forestal gallego no consta en los registros de la propiedad y su información catastral "tiene grandes taras".

Incentivos fiscales

Por todo ello, el informe del Foro Económico de Galicia, a cargo de Juan Picos, concluye la necesidad "imprescindible" de desarrollar medidas legales y fiscales innovadores en favor de los propietarios, siguiendo el modelo de países con estructuras agrarias similares como pueda ser Nueva Zelanda.

Entre ellos se encuentran: incentivos fiscales a la inversión forestal; préstamos para la inversión en activos forestales o en la mejora de los mismos; fondos de inversión forestal; así como seguros o servicios de apoyo a los productores.

En concreto, el estudio aboga por que las formas de agrupación forestal, como las Sociedades de Fomento Forestal (Sofor), deberían flexibilizar más algunas de sus exigencias y, sobre todo, el régimen fiscal aplicable a los miembros de las Sofor que, "a día de hoy, es claramente desincentivador".

Con estas iniciativas piden que "se mande un mensaje a los ciudadanos" para trabajar por el aprovechamiento del monte, mientras se combina con sanciones a aquellos que lo abandonan. "El abandono no lo vamos a arreglar exclusivamente con multas", deja claro Juan Picos.

Consolidación de la presencia de eucalipto

El hecho de que en 2014 se hiciesen más de 70.000 ventas de madera en la Comunidad gallega dan cuenta de la cantidad de propietarios existentes —hay más de 672.000 propietarios forestales—.

En el estudio se puede observar que más del 90% de los aprovechamientos con destino industrial en Galicia corresponden a madera de eucalipto y pino. Y es que el eucalipto consolidó su presencia en la última década, ya que más del 50% de las cortas totales anuales se correspondieron con este árbol.

Durante la crisis el descenso del consumo ha hecho que el sector se haya resentido y haya apostado por las ventas al exterior como vía de negocio, aunque buena parte del sector no tiene acceso a los nuevos canales exportadores.

Además, se aboga por trabajar en el fomento de la cooperación empresarial entre pymes para alcanzar un mayor nivel de transformación e innovación en pro de la diversificación.

Informe "independiente y completo" sobre ence

Por otra parte, a preguntas de los periodistas sobre la influencia de ENCE en la Comunidad, el director del Foro Económico de Galicia, Santiago Lago Peñas, ha reclamado que se realice un estudio "realmente independiente y completo" en el que se analicen los "beneficios" y los "costes" medioambientales de su presencia en la ría de Pontevedra para decidir sobre su permanencia o marcha en el futuro.

Asimismo, ha señalado que "no se sabe" qué piensan los ciudadanos de Pontevedra de esta situación por eso aboga por abrir el debate. Tras apuntar que ENCE forma parte de este Foro, ha pedido "eliminar la incertidumbre" que pesa sobre el futuro de la empresa y apremia a que se conozca una decisión definitiva.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento