La Autovía de la Meseta A-67 ha sido reabierta este sábado al tráfico de turismos y camiones y sin necesidad de usar cadenas. El tráfico se ha restablecido pasadas las 13 horas, en todos los carriles en cada sentido de circulación, hacia Santander y Palencia, y en ambas provincias.

Así, tanto camiones como turismos pueden circular por esta vía y sin necesidad de usar cadenas, después de que la nieve obligara a cerrar al tráfico la A-67 el pasado miércoles. En la jornada del viernes se reabrió parcialmente la Autovía de la Meseta, para turismos, con cadenas y por un carril en cada sentido de la circulación.

Mientras, en el ámbito ferroviario, continúa interrumpido el servicio de trenes a Reinosa, tanto de viajeros como de mercancías, por la acumulación de nieve en las vías.

Además, un total de once puertos de montaña de Cantabria, tres de ellos de la red nacional, y tres tramos de carreteras regionales siguen cerrados este sábado por la tarde, 7 de febrero, por la nieve. En doce puntos más es obligatorio el uso de cadenas.

En concreto, no se puede circular por los puertos de El Escudo, San Glorio y Los Tornos, los tres de la red nacional de carreteras. Tampoco se puede pasar por los puertos de la CA-265 en Collado de Asón, entre Arredondo y La Gándara; de la CA-183, entre Reinosa y Brañavieja, en Alto Campoo; en La Sía, en la CA-665; en La Matanela, en la CA-633; en el puerto de Palombera (CA-280); en el de Estacas de Trueba (CA-631), y en el de Lunada (CA-643).

Igualmente, es imposible la circulación en la CA-184 de Potes a Piedrasluengas; en la CA-284 en el Alto del Bardal, entre Matamorosa y Mataporquera; y en los tramos de la CA-741 Los Carabeos-Montesclaros y de la CA-744 Hormiguera-Reocín de los Molinos.

Además, hay doce puntos de la Red Secundaria de Carreteras donde se precisa el uso de cadenas o neumáticos de invierno o en los que no se permite el paso de camiones o autobuses, y una decena por los que hay que transitar con precaución.

Cornisas con nieve y riesgo de aludes

El Servicio de Emergencia del Gobierno de Cantabria insta a la población a avisar mediante una llamada al 112 si se avistan salientes de nieve o hielo en tejados, que presenten riesgo de caída. Los aleros artificiales formados estos días por las intensas nevadas suponen un "importante peligro" para las personas si se desprenden, alerta el 112 en un comunicado. Pueden, además, causar daños "de consideración" en las estructuras externas de casas y edificios, como balcones y galerías, o en vehículos.

Por este motivo, están siendo numerosas las actuaciones preventivas de los bomberos del Gobierno de Cantabria en la eliminación de estas acumulaciones de nieve.

No obstante, se recomienda a la población prestar atención a las cornisas, evitar pasar por debajo, guardar distancias de seguridad y llamar al 112 ante cualquier peligro, para que se pueda valorar la situación y actuar en caso de riesgo.

El Centro de Gestión de Emergencias de Cantabria ha coordinado, desde las 6 horas hasta las 18 horas de este sábado, un total de 47 intervenciones, derivadas de las 51 llamadas recibidas en relación con el temporal de nieve que está atravesando la región.

Del total de incidencias por adversos, todas han sido provocadas por la nieve, y la mayoría se han producido a causa de las acumulaciones en tejados y aleros de viviendas, en las que están interviniendo los bomberos del 112.

Destaca la caída de nieve de un tejado de una casa en Reinos ha causado daños en una vivienda y un bajo comercial, sin que se hayan lamentado heridos.

Finalmente, la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) ha emitido un aviso en el que se advierte, durante el fin de semana, de riesgo fuerte de aludes en los Picos de Europa.

Según las previsiones de AEMET, se esperan en las próximas horas, salidas espontáneas de numerosos aludes de nieve reciente, de tamaño mediano y grande, en laderas empinadas de cualquier orientación. Se espera que puedan alcanzar las zonas bajas y puedan producir daños en las infraestructuras y red viaria.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.