La XXII Muestra del Embutido Artesano y de Calidad de Requena, que se celebra desde ayer viernes y hasta mañana domingo, acoge este sábado a numeroso público que ha acudido al Recinto Ferial para saborear los principales productos requenenses.

La nieve ha hecho este sábado presencia en Requena con finos copos que han acompañado a los turistas que han querido aprovechar la ocasión para acercarse a esta muestra gastronómica, declarada de Interés Turístico Autonómico y considerada como uno de las principales ferias de invierno de la Comunitat Valenciana.

Las tradicionales longanizas, güeñas, morcillas, chorizos, salchichones, sobrasadas y perros son los protagonistas de este certamen gastronómico en el que también se pueden probar otros productos algo más novedosos, como chorizo al cava, sobrasada con aceite de oliva y zumo de naranja o salchichones de frutos secos.

En esta feria también se pueden saborear vinos, cavas, quesos, clochinas o cafés, además del típico bollo requenense de longanizas y jamón y productos tradicionales de la zona elaborados por la Asociación de Amas de Casa Tyrius.

Como actividades complementarias destacan los show cooking que se realizan en el propio Recinto Ferial y que se pueden seguir desde una pantalla gigante ubicada en este pabellón. También hay actividades para niños, un mercado artesanal y atracciones de feria.

Por diez euros, el ticket degustación ofrece cuatro consumiciones de embutido —una de ellas de embutido asado en una barbacoa gigante—, una de productos de panadería, un plato típico elaborado por la Asociación de Amas de Casa, dos copas de vino y una botella de agua, además de una visita guiada por el casco histórico.

Consulta aquí más noticias de Valencia.