Tras 118 días en huelga los trabajadores de la factoría de Lantero, en Vilagarcía, han acordado este sábado en asamblea y por amplia mayoría ratificar el preacuerdo al que llegaron el viernes el comité de empresa y la dirección de la firma, lo que pone fin al conflicto laboral más largo vivido en Galicia.

Según explicó a Europa Press el presidente del comité de empresa de Lantero, Jesús López, el acuerdo contempla la principal de las reivindicaciones planteada por los trabajadores desde el inicio de la huelga: que ninguno de los trabajadores fuera despedido. La empresa readmitirá de inmediato a los 56 trabajadores que despidió en enero así como al propio presidente del comité de empresa, despedido en este caso por motivos disciplinarios.

Empresa y trabajadores han llegado al acuerdo de que las 18 bajas que la dirección de la firma considera imprescindibles sean solventadas mediante bajas incentivadas voluntarias y prejubilaciones.

A los empleados que se acojan a estas bajas la empresa les ofrecerá una liquidación de 35 días por año trabajado con un máximo de 27 mensualidades. Jesús López ha indicado que en el caso de que con estos dos mecanismos no se alcanzase el número de bajas que contempla la dirección "no se va a forzar a nadie que no lo quiera a salir de la empresa".

Otro de los puntos acordados es que la empresa aplicará durante un período de 21 meses un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que podrá afectar, como máximo, a seis meses por trabajador.

No externalizar

La empresa ha aceptado la demanda de los trabajadores de no externalizar ningún área de producción y llevar a cabo nuevas inversiones para modernizar y ampliar la capacidad productiva de la fábrica. A cambio ha obtenido la aceptación por parte de los empleados de una reducción salarial de un 10% en el conjunto de la plantilla.

El presidente del comité de empresa ha puntualizado que esta reducción no será lineal. "Los salarios más bajos no van a tener descuento alguno y a partir de ahí, según una escala progresiva se aplicará el porcentaje de reducción en función de los ingresos de cada uno". Esta reducción salarial se aplicará durante un periodo máximo de 42 meses, a partir del cual, explica Jesús López, "esa cesión de salarios se recuperará de forma automática".

El acuerdo firmado este sábado tiene efecto inmediato por lo que, según el presidente del comité de empresa, "teóricamente" están "ya todos de nuevo en activo". De hecho, se contempla que a efectos de cobro de salarios, los trabajadores los perciban no ya desde hoy sino desde el pasado 23 de enero.

La dirección de Lantero ha solicitado a los trabajadores que aún tengan días de vacaciones pendientes de 2014 que los disfruten durante la próxima semana para no interferir posteriormente en el proceso de producción, una vez que a partir del lunes se ponga de nuevo en marcha.

El acuerdo firmado supone también que quedan en suspenso todas las medidas judiciales iniciadas, tanto por parte de la dirección de la empresa, como por parte de los trabajadores.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.