La Unidad de Primeros Auxilios Psicológicos de Protección Civil de Murcia ha atendido a 510 personas, a las que hay que sumar otras 200 que recibieron asistencia en el accidente de autobús de Cieza ocurrido el pasado mes de noviembre. En total, han actuado en 170 ocasiones sin haber cumplido aún su primer año en funcionamiento, ya que se puso en marcha en marzo de 2014.

De estas 510 personas, un 63,5 por ciento fueron mujeres. En cuanto a edades, las personas que más han solicitado este servicio tenían 16, 31 y 38 años, estableciéndose la media en 39,7 años.

El motivo por el que más se ha demandado su asistencia ha sido principalmente debido a crisis de ansiedad (43,5 por ciento), con un total de 74 asistencias, seguido por accidentes de tráfico (17,1 por ciento) y un total de 29 avisos. También han tenido que actuar para ayudar a dar malas noticias por caídas, tentativas de suicidio, alcoholismo, intoxicación por drogas o violencia doméstica.

El mes de mayor número de asistencias de ámbito psicológico fue el de septiembre, con motivo de la Feria de Septiembre, con un porcentaje de actuación de un 21,2 por ciento y un total de 36 asistencias, seguido de noviembre con un porcentaje de 13,5 por ciento y un total de 23 asistencias.

El 65,3 por ciento de las activaciones que se tuvieron a lo largo del año 2014 fue por activación en conjunto con la ambulancia de la unidad sanitaria de Protección Civil de Murcia, con un total de 111 asistencias, seguido por un 20,6 por ciento que fueron asistencias realizadas en servicios preventivos propios de la Agrupación de Voluntarios con un total de 35 intervenciones.

El tiempo medio de llegada de la unidad al lugar del suceso ha sido de 5 minutos. En cuanto a las franjas horarias en las que se han recibido mayor número de activaciones en los meses estudiados, destacan los periodos de 12.00 a 13.00 horas, 18.00 a 19.00 horas y de 13.00 a 14.00 horas.

La Concejalía de Seguridad del Ayuntamiento de Murcia creó esta unidad para atender a los afectados por una situación traumática directamente y de forma inmediata por un equipo de profesionales.

Actualmente, en su organigrama, la UPAP cuenta con 11 psicólogos, 12 técnicos y cinco conductores, coordinados por tres mandos operativos.

Los principales objetivos de este equipo son proporcionar atención de apoyo emocional utilizando técnicas y habilidades específicas de comunicación tanto a víctimas como a damnificados, procurar apoyo psicológico mediante técnicas de ventilación emocional y efectuar primeros auxilios psicológicos 'in situ'.

Está comprobado que las personas que han recibido apoyo psicológico de forma inmediata tras un suceso traumático manifiestan una mejor adaptación y capacidad de afrontamiento, por lo que se concluye que la intervención psicológica en un Servicio de Urgencias y Emergencias contribuye a la mitigación de un posterior trastorno psicopatológico.

También se pretende actuar en el escenario de impacto: lugar de la emergencia, hospitales, tanatorios, domicilios particulares, pudiendo desplegar un centro de asistencia psicológica, con el objetivo de alejar del centro neurálgico a víctimas emocionales o damnificados, para lo que se habilitará una zona en el punto de llegada donde los familiares puedan dirigirse para conseguir cualquier tipo de información (deberá estar bien indicada y contar con un lugar reservado).

Además de prestar asistencia psicológica de urgencia en todas las situaciones potencialmente traumáticas por el alto impacto emocional que pueda causar el suceso a familiares del paciente, testigos o implicados en el mismo o en aquellas donde el personal Técnico UPAP sea el recurso más idóneo, según se especifique por el personal de primera intervención, tras su valoración; y cuando lo requiera el personal interviniente en una emergencia para sí mismo o algún compañero ante situaciones críticas, fuerte impacto por estrés agudo o accidente de algún miembro de las dotaciones asistenciales (Bomberos, Policía, Cruz Roja, compañeros de Protección Civil).

Consulta aquí más noticias de Murcia.