El Gobierno de Cantabria ha recibido un total de 612 peticiones de propietarios para acogerse al Plan autonómico de rehabilitación de viviendas, una convocatoria que lleva abierta dos meses y que permanecerá vigente hasta el año 2016.

Las peticiones de ayuda para obras de rehabilitación, que pueden alcanzar los 11.000 euros por vivienda, supondrán un volumen de inversión inicial de 2,8 millones de euros, tendentes a la realización de trabajos de conservación, la mejora de la calidad y sostenibilidad del inmueble o de accesibilidad.

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha destacado en un comunicado el "éxito" de la iniciativa regional, que demuestra que su Gobierno "ha abierto un programa de ayudas muy esperado por los ciudadanos" y ha apuntado que además "será altamente beneficioso en materia urbanística, económica y social".

El jefe del Ejecutivo ha recordado que el programa de rehabilitación edificatoria y renovación urbana es "el más ambicioso" que ha tenido Cantabria, que cuenta con un presupuesto total de 25 millones de euros y que aspira a multiplicar el volumen de inversión privada hasta alcanzar los 100 millones de euros.

"Vamos a ayudar a quien más lo necesita, que son las personas con viviendas que ya no guardan las adecuadas condiciones de habitabilidad", ha subrayado.

Además, ha destacado que la ejecución de la totalidad del plan "posibilitará la reactivación de la construcción, la creación de empleo y "será capaz además de generar entornos de bienestar a nuestros ciudadanos".

Ocho municipios

Las 612 solicitudes de viviendas corresponden a 27 edificios y 5 viviendas unifamiliares. La mayor parte de las peticiones, contabilizadas hasta el pasado 30 de enero, se incluyen en el programa de fomento de la rehabilitación edificatoria, dotado con 6,4 millones de euros.

Esta línea de ayudas va dirigida a los edificios construidos antes de 1981, ofreciendo ayudas a la conservación, mejora de la calidad, sostenibilidad y accesibilidad.

Cinco de ellas pertenecen al programa de eficiencia energética y habitabilidad, que ofrece en este caso subvenciones de hasta 2.000 euros en sustitución o reparación de tejados.

Las solicitudes provienen de viviendas ubicadas en ocho términos municipales de Santander (470), Torrelavega (100), Castro Urdiales (20), Reocín (18), Camargo (1), Reinosa (1), Suances (1) y Corvera de Toranzo (1).

Además de las ventajas sobre la actividad económica y la creación de empleo, las obras de rehabilitación conllevan importantes desgravaciones fiscales, que pueden alcanzar el 15 por ciento.

Estos beneficios fiscales se mantendrán en 2015, así como las reducciones, entre el 5 y el 8 por ciento, del impuesto de transmisiones patrimoniales, hasta 6.000 euros por vivienda, para obras de rehabilitación que se lleven a cabo en 18 meses.

PROGRAMAS

El plan de rehabilitación de vivienda está dotado con más de 25 millones de euros, de los cuales 3,9 los aportará el Ministerio de Fomento y los otros 21,7 el Gobierno de Cantabria.

La iniciativa contempla cinco líneas de actuación: fomento de la rehabilitación edificatoria, regeneración y renovación urbana, implantación del informe de evaluación del edificio, eficiencia energética y habitabilidad y ARIS (Áreas de Rehabilitación Integral).

El de rehabilitación edificatoria está destinado a la rehabilitación de edificios construidos antes del año 1981 e incluido dentro del convenio firmado por el Ministerio de Fomento. A este programa se destinan más de 6 millones de euros.

Entre los requisitos figura que tiene que tener más de 70 por ciento a uso residencial y con carácter general, la cuantía de las subvención por edificio será el resultado de multiplicar hasta un máximo 11.000 euros por vivienda o por cada 100 metros cuadrados del local.

No superará el 35 por ciento del coste de la actuación, con la excepción de aquellas mejoras destinadas a la accesibilidad que pondrá llegar al 50 por ciento.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.