Los cuatro presidentes provinciales del PPdeG coinciden en que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, "acertará" con la remodelación de Gobierno que plantee tras la designación de la conselleira de Facenda, Elena Muñoz, y del titular de Educación, Jesús Vázquez, como candidatos de Vigo y Ourense para las próximas elecciones municipales de mayo.

También consideran que las cuotas territoriales, tan significativas en la época de Manuel Fraga, son ahora "anacrónicas" en el PPdeG. Con ello coinciden otros dirigentes de la formación que señalan que, si bien el presidente puede tener muy en cuenta los consejos que le den su número dos, Alfonso Rueda, o el presidente del PP de A Coruña, Carlos Negreira, no se rige por razones territoriales.

Negreira, sin embargo, evita públicamente dar consejo alguno a Feijóo y ha señalado que designar a sus conselleiros es una decisión "que le compete únicamente al presidente", al tiempo que ha trasladado a Europa Press, frente a quienes señalan que sería un buen momento para hacer un cambio más profundo en el Ejecutivo, que el titular de la Xunta "acertará" haga lo que haga.

"Creo que hace tiempo que el tema de las cuotas ha dejado de formar parte del PPdeG y del Gobierno autonómico", ha señalado, por su parte, el presidente del PP ourensano y de la Diputación, Manuel Baltar, convencido de que Feijóo hará "lo que estime conveniente". Para ello, ha garantizado que tiene "la confianza plena de todo el partido".

"Ha elegido a los mejores y elegirá a los mejores en el futuro", ha señalado Baltar, quien ha añadido, además, que su jefe de filas huye del "debate de nombres" para centrarse "en el proyecto político". "Si alguien tiene en la cabeza lo mejor para Galicia es él", ha aseverado, sin desvelar si preferiría que se limite a sustituir a los dos conselleiros que se van o una remodelación más amplia.

"responsabilidad indelegable"

También el líder provincial del PP de Pontevedra, Rafael Louzán, ve las cuotas una cuestión "anacrónica" y ha señalado que la "responsabilidad" de Feijóo a la hora de diseñar su equipo es "indelegable", sin atender a si hay "más" conselleiros de una u otra provincia o a un equilibrio territorial.

"Tiene que hacer lo que considere", ha apuntado Louzán, mientras que su homólogo en Lugo y portavoz del PP en el Senado, José Manuel Barreiro, ha afirmado, en declaraciones a Europa Press, que "le representa lo mismo" el conselleiro de Economía, Francisco Conde, natural de Monforte, que otros dirigentes del Ejecutivo que no son naturales de sus provincia.

Para Barreiro, el presidente es quien debe "conformar" su equipo y, con sus designaciones hasta el momento, "ha demostrado que tiene capacidad para acertar".

Cuarta remodelación

Con las 'manos libres' por parte de sus barones provinciales, el presidente se enfrenta a su cuarta remodelación de gabinete desde que tomó las riendas de la Xunta en 2009. El pasado jueves dijo que había presidido "el último Consello del Gobierno actual", dando a entender que concretaría los cambios la próxima semana. Antes, había sugerido que se limitará a cubrir las vacantes de Vázquez y Muñoz.

Los primeros recambios en su Ejecutivo llegaron tras la victoria electoral de Mariano Rajoy en las pasadas electores generales, cuando Marta Fernández Currás y Pilar Farjas dejaron las carteras autonómicas de Facenda y Sanidade para ocupar puestos destacados en el Gobierno central. Entonces, Samuel Juárez asumió la delegación del Gobierno en Galicia, cargo en el que posteriormente le relevó Santiago Villanueva.

También Roberto Varela abandonó la Consellería de Cultura, que se unió a las áreas de Educación e Ordenación Universitaria que Vázquez gestiona desde 2009. Ya en esta legislatura, que arrancó con ocho consellerías, el presidente tuvo que suplir la vacante de Agustín Hernández, a quien 'sacrificó' para superar la grave crisis local del PP de Santiago.

Hasta ahora, en todos sus recambios el presidente ha evitado 'fichajes' externos y ha optado por relevos dentro de los propios departamentos. Así Rocío Mosquera relevó en su día a Pilar Farjas en Sanidade, Elena Muñoz a Marta Fernández Currás, y Ethel Vázquez a Agustín Hernández. Quizás por ello, todos los nombres que figuran hasta el momento en las quinielas son ya dirigentes de la Xunta.

Del equipo inicial con el que Feijóo empezó a gobernar la Xunta siguen, al margen de Jesús Vázquez, su número dos y ahora vicepresidente, Alfonso Rueda; Beatriz Mato al frente de Traballo; y Rosa Quintana con las competencias de Medio Rural y Mar. Tras las últimas autonómicas, Francisco Conde, hasta entonces asesor del presidente, relevó a Javier Guerra como conselleiro de Economía e Industria.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.