La candidata de Compromís a la Presidencia de la Generalitat, Mónica Oltra, ha asegurado que las camisetas forman parte del pasado" porque está convencida de que "las mayorías sociales han cambiado y estamos en una etapa nueva". En este sentido, se define a sí misma como una persona "muy pactista" y con una personalidad "conciliadora". Lo que pasa es que "cuando me enfrento a una situación objetiva de injusticia me sublevo, pero las dos son igual de Mónica Oltra", ha asegurado.

Oltra, en una entrevista a Europa Press, ha recordado los episodios en los que se dio a conocer por su indumentaria reivindicativa en las Corts y ha argumentado que las camisetas se las ponía cuando le "tapaban la boca". Sin embargo, "creo que lo que es pasado se debe tratar como el pasado y puedo volver a mi personalidad más conciliadora que, además me siento más cómoda con ella", ha señalado.

Mónica Oltra viene de ganar un proceso de primarias, tras meses de negociaciones con el resto de formaciones de la coalición para elaborar un reglamento, en el que se registraron más de 40.000 personas para expresar su voto. Sin embargo, aún queda mes y medio de actividad parlamentaria y la campaña electoral hasta las elecciones de mayo.

Ante este ritmo, afirma: "A veces no sé de dónde saco las fuerzas". "Cuando me paro me pasa como al conejito de Duracell y se me acaban las pilas", ha confesado la dirigente de Compromís. Sin embargo, ha afirmado que todo el esfuerzo con las primarias "ha valido la pena", dado que han superado "todas las expectativas" de participación y ha quedado un resultado en el que han "equilibrado muy bien la experiencia y la sangre joven".

Compromís es "más un colectivo que nunca"

Asimismo, se ha mostrado convencida de que ha sido un "triunfo y un trabajo colectivo" de la coalición, al tiempo que ha destacado la "incorporación de mujeres potentes" al proyecto. Por ello, piensa que Compromís ha salido reforzada de este proceso y son "más un colectivo que nunca".

Oltra cree que del resultado de las primarias "no hay que hacer una lectura de que ha habido perdedores", sino de expresión de la "voluntad de los ciudadanos". También ha quedado demostrado que "tiene mucha fuerza la gente más conocida", que "suelen ser los que ya han ocupado un puesto", y por ello tienen "más oportunidades" de ser elegidos. "Eso también habría que equilibrarlo y no mitificar nada" porque "los procesos de renovación son importantes", ha apuntado.

Alegría frente al miedo

De cara al proceso electoral, la candidata de Compromís ha expresado su voluntad de desarrollar una campaña "desde la alegría y la esperanza", frente al "miedo" que "genera el PP" ante las alternativas. "Lo que mejor conjura el miedo es la risa", ha comentado Oltra, que ha enfatizado que "la alegría tiene más fuerza que el miedo".

"No me gustaría ir a una campaña de bronca", sino "alegre, de esperanza y de propuestas", ha comentado Oltra, quien ha explicado que "todo el mundo sabe lo que no queremos" y "todo el mundo sabe lo que ha hecho el PP con la corrupción generalizada y convirtiendo a las personas en víctimas de la política".

De esta manera, se ha mostrado convencida de que se va a producir un cambio en el Gobierno de la Generalitat y de que se abrirá un "escenario de multipartidismo". "Me gusta un panorama donde no hay mayorías absolutas que puedan arrasar con los argumentos" porque "la mayoría "no da más razón, en todo caso más fuerza", ha dicho.

"superar el 'YOISMO'"

Ante un resultado sin mayorías y un "gobierno plural", Mónica Oltra ha puesto en valor que Compromís "tiene una ventaja", y es que con su composición de tres partidos más independientes "ha hecho un proceso de aprendizaje para ponerse de acuerdo los unos con los otros".

Así, la candidata de Compromís ha defendido la posibilidad de éxito de un "gobierno plural" si se pone en valor "lo que aporta el otro". "Se debe hacer una política superadora del 'yoismo'" tras estos años en que "hemos vivido en una política polarizada, donde es mejor tener mayoría absoluta para no contar con nadie", ha lamentado.

De esta manera, ha defendido que en unas elecciones "no debe haber perdedores", sino entender que los ciudadanos "nos dan más o menos influencia". Porque la política es, ha defendido, "poner en valor al otro, transigir, llegar a propuestas consensuadas y asumir que nadie tiene la verdad absoluta. Eso es muy terapéutico en política", ha aseverado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.