Los copos de nieve caídos y acumulados en las últimas horas y las placas de hielo mantienen cortadas al tráfico un total de 26 carreteras a su paso por Castilla y León, entre ellas el puerto de San Glorio (N-621), mientras que se necesitan cadenas para circular por otras 33 vías, según los datos aportados por la Dirección General de Tráfico (DGT) y recogidos por Europa Press.

En concreto, en estos momentos las placas de hielo mantienen intransitable la CP-003 en Candelario, en Salamanca.

Además, en la provincia de León están cortados por nieve los altos de San Glorio, El Portelo, Tarna, Vegarada, Leitariegos, Foncebadón, Fonte da Coba y la LE-331 en Puebla de Lillo, LE-215 en Boca de Huérgano, LE-497 en Caboalles de Abajo, LE-233 en Besande, LE-491 en San Emiliano, LE-234 en Puente Almuhey, LE-481 en Villafeliz de Babia y la LE-473 en La Pola de Gordón.

Del mismo modo, en Burgos la nieve mantiene cortados al tráfico los puertos Los Tornos, La Mazorra, Lunada, Estacas de Trueba y La Sía y la N-623 en Cilleruelo de Bezana, CL-633 en Masa y la BU-704 en Villalomez, BU-504 en Zangandez.

Por su parte, en Palencia sigue cerrada al tráfico la N-611 en Aguilar de Campoo además del alto de Piedrasluengas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.