Los peritos de la UCI que elaboraron un informe sobre posibles vinculaciones entre ETA y el 11-M aseguran que ETA jamás ha comprado explosivos a delincuentes comunes: "No hay datos objetivos que vinculen ETA y 11-M, ni de que hayan tenido relación con grupos islamistas [...], confirmo que no hay ningún informe que vincule a ETA con el 11-M", aseguran tajantes los peritos.

Una perito de la UCI descartó la autoría de ETA en los atentados del 11-M incluso si se confirmara que el explosivo empleado fue Titadine, el habitual de la banda terrorista.

Caravana de la muerte

Etarras de la caravana de la muerte. (Efe)En referencia a posibles vinculaciones entre la caravana de la muerte y el 11-M, los peritos lo tienen claro: "Fue una coincidencia, porque Madrid es un punto clave para cualquier organización terrorista y las fechas electorales eran las propicias para llamar la atención", han explicado.

De hecho, la ruta de la caravana de la muerte era la habitual de ETA, mientras que la utilizada por los islamistas no lo era: "No hubo ningún punto de conexión entre ambas caravanas, no hubo ninguna comunicación", matizan.

Para los expertos, nadie condicionó su trabajo a la hora de hacer el informe: "Sólo nos pidieron que fuéramos lo más escrupulosos posibles [...], nadie cuestionó nuestro trabajo", afirman.

Según uno de los peritos, experto en terrorismo islamista, asegura que los etarras sí se relacionan con otros presos dentro de las prisiones: "Se intercambian direcciones con anarquistas, islamistas o presos comunes", afirman.

Sigue el juicio del 11-M en el especial de 20minutos.es