Abre al tráfico para turismos la A-67 entre Osorno y Aguilar de Campoo ( Palencia)

La AP-66 está transitable, aunque la DGT pide precaución
Máquina quitanieves.
Máquina quitanieves.
EUROPA PRESS/DIPUTACIÓN

El temporal de nieve que afecta al norte de la Comunidad castellanoleonesa durante los últimos días mantiene cortados al tráfico seis tramos de carreteras nacionales, además de la autovía A-67, según datos de la Dirección General de Tráfico, recogidos por Europa Press a última hora de la tarde.

En la provincia de Palencia, donde se han centrado los mayores problemas a causa del cierre al tráfico en los dos últimos días de la autovía A-67, que sigue cortada entre Aguilar de Campoo y Herrera de Pisuerga.

Sin embargo, unos minutos después de las 21.00 horas, la DGT ha informado de que tanto esta autovía como la carretera convencional que sigue el mismo recorrido (N-611) vuelven a abrirse al tráfico entre Osorno y Aguilar de Campoo, aunque con prohibición de que circulen camiones y vehículos articulados.

En la provincia palentina sigue también cortado un tramo de la N-627 en la zona de Aguilar.

En Burgos, se mantienen los cortes en la N-623, en el tramo entre Quintanilla-Escalada y Cilleruelo; y en la N-629, en un pequeño tramo desde Bercedo a Aguera. En la primera de las carreteras se necesitan cadenas para circular entre los términos municipales de Mesa y Escalada.

Por último, en León se encuentra la última de las carreteras cortadas en la red estatal. Se trata de la N-621 en el entorno de Boca de Huérgano.

En esta provincia, la AP-66, autopista que une León con Asturias, está abierta al tráfico aunque la DGT mantiene activo el aviso de nivel verde por circulación condicionada a causa del pavimento deslizante. Mientras tanto, se reclama el uso de cadenas para transitar por la N-625 en el entorno del término municipal de Riaño.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento