Por sexta vez en menos de un mes un subterráneo de la recién reformada M-30 se vuelve a inundar. La tormenta que ayer tarde descargó sobre Madrid afectó sobre todo al noroeste de la capital.

Fue como una ola que se nos abalanzó encima

Esta vez, decenas de vehículos se vieron atrapados en la recién reformada M-30 en el distrito de Fuencarral-El Pardo.

La peor parte se la llevaron los conductores que a las ocho y media de la tarde circulaban bajo la glorieta de Nueva Zelanda (en la M-30), que vieron cómo el agua les inmovilizaba sus vehículos  (tal y como se puede ver en la foto que nos envía el lector Miguel Arroyo)

M-30 inundadaLas grúas tuvieron que retirar 20 coches. "Fue como una ola que se nos abalanzó encima" explicó un afectado. Tuvieron que salir por las ventanillas del coche.

"La gente estaba bastante asustada", describió a 20 minutos un portavoz del 112.

La Policía Municipal cortó el tráfico para dejar actuar a los Bomberos, formando un atasco en la M-30 dirección sur que continuaba a las once de la noche.

Anoche se barajaba una rotura de un colector como principal causa.

Zona nueva

Esta zona de la M-30, que se mejoró con tres carriles y una vía de servicio (con un coste de 30,5 millones), fue inaugurada en septiembre.

Éste es el sexto túnel que se inunda en un mes. A finales de abril, en dos días se inundaron, por lluvias o averías, cinco túneles, entre ellas, una enorme cascada en San Pol de Mar.