Julián Muñoz y Roca se libran de un juicio hasta noviembre

  • Es el juicio por el "caso Incopromar", viviendas sobre suelo de uso público.
  • Se ha suspendido por no presentarse ningún abogado para defender a Roca.
  • El juicio se celebrará el 26 de noviembre.
Julián Muñoz tras el juicio anulado (JESÚS DOMÍNGUEZ / EFE)
Julián Muñoz tras el juicio anulado (JESÚS DOMÍNGUEZ / EFE)
JESÚS DOMÍNGUEZ / EFE

El ex alcalde de Marbella Julián Muñoz y el ex asesor de Urbanismo de la ciudad y presunto cerebro del caso Malaya, Juan Antonio Roca, iban a ser juzgados este lunes por un delito urbanístico en el denominado caso Incopromar, relativo a una promoción de viviendas sobre parte de suelo de uso público, pero se ha suspendido por la no comparecencia de un abogado para defender al ex asesor de Urbanismo de Marbella.

El propio Roca explicó al juez que nombró a un letrado para su defensa antes de que se le asignase uno de oficio y aseguró que su abogado no ha recibido notificación oficial sobre la celebración del juicio.

Muñoz está "bien" tras la huelga de hambre

El ex alcalde marbellí, Julián Muñoz, aseguró a los medios de comunicación que se encuentra "bien" tras estar unos días en huelga de hambre en la prisión de Jaén, en la que permanece encarcelado por su implicación en el "caso Malaya".El motivo de esta huelga de hambre fue la detención y posterior puesta en libertad bajo fianza de su compañera sentimental, la tonadillera Isabel Pantoja; de hecho, los periodistas preguntaron a Muñoz a la salida de este juicio anulado sobre la continuidad de la relación, a lo que contestó, esposado y con una carpeta de color azul entre las manos, "por supuesto que sí".

En este juicio, previsto para celebrarse en el Juzgado de lo Penal 8 de Málaga, Muñoz se enfrenta a una petición fiscal de 18 meses de cárcel y ocho años de inhabilitación en el cargo, mientras que para Roca la acusación popular -representada por PSOE, IU y los Verdes- solicita seis meses de prisión y veinte años de inhabilitación por prevaricación y un delito contra la ordenación del territorio.

Por este caso serán juzgados otros siete ex ediles del GIL, entre ellos el ex primer teniente de alcalde Pedro Román, y también está acusado el ex asesor jurídico de Jesús Gil, José Luis Sierra, según el escrito de la acusación popular.

Todo empezó a finales de 1996

Los hechos se remontan a diciembre de 1996 cuando Muñoz firmó como alcalde accidental un acuerdo con la empresa Incopromar, propiedad en un 95 por ciento del fallecido periodista Antonio Herrero, para construir un edificio de 68 viviendas, locales y apartamentos.

El Ministerio Público entiende que la licencia se otorgó pese a que se proyectaba sobre parte de un suelo clasificado en el plan vigente como viario y destinado a uso público, y añade que se incrementaron los parámetros de edificabilidad permitidos.

Por su parte, la acusación popular considera que los integrantes de la comisión de gobierno del Ayuntamiento marbellí otorgaron la licencia de obra "a sabiendas de su ilegalidad y con un aumento de la edificabilidad del 350 por ciento", porque se autorizaron bloques de diez plantas cuando lo permitido eran cuatro.

Siguiendo "instrucciones de Gil"

Según la acusación de la ex primer teniente de alcalde de Marbella y por entonces portavoz socialista Isabel García Marcos, Roca "negoció el convenio siguiendo las instrucciones de Gil", pese a que la actuación "vulnera los principios más elementales del ordenamiento jurídico", por su "omisión radical del procedimiento legalmente establecido en materia de contratación pública".

El escrito de la acusación añade que el informe de Sierra servía para dar apariencia de legalidad al otorgamiento de licencias contrarias al planeamiento urbanístico vigente.

La acusación pide la nulidad del convenio y que se restaure la legalidad urbanística con medidas como la demolición de los inmuebles.

El Ministerio Público acusa, además de a Julián Muñoz, a los ex concejales Rafael González, Mario Jiménez, Manuel Calle, María Luisa Alcalá, José María Pomares y Juan Antonio Yagüe.

Julián Muñoz, Juan Antonio Roca y Pedro Román se encuentran en prisión preventiva por su presunta implicación en el caso Malaya, que investiga la trama de corrupción municipal y urbanística en el Ayuntamiento de Marbella.

50 procedimientos por delitos urbanísticos

Por otra parte, los Juzgados de Instrucción de Marbella tramitaron unos cincuenta procedimientos relacionados con delitos de prevaricación y contra la ordenación del territorio y se formularon escritos de acusación en cuatro casos, según datos de la Memoria de la Fiscalía de Medio Ambiente de Málaga facilitados a Efe.

El número de procesos pendientes en los Juzgados de esta ciudad aumentaron el año pasado, ya que en 2005 se cerraron escritos de acusación en trece procesos.

Según la memoria, el retraso en la tramitación de los casos se debió al planteamiento de algunas partes de acumular todos los procedimientos urbanísticos, una cuestión que se resolvió en distintas resoluciones de la Audiencia Provincial de Málaga, que desestimó unir los procesos porque "daría lugar a un macroproceso que sería muy difícil de celebrar".

Por otro lado, los casos que están pendientes de celebración de juicio en los Juzgados competentes rondan la docena, y se espera que la tramitación de aquellos pendientes en los Juzgados de Instrucción de Marbella se agilice este año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento