Declaran hoy los peritos que elaboraron los informes sobre la posible vinculación de ETA en el 11M

  • El comisario jefe del Instituto de Estudios de Policía, José Cabanillas, declaró el pasado 9 de mayo que "no existía ninguna relación" entre ETA y la masacre.
  • La sala escuchará hoy el testimonio, a través de videoconferencia, de Attila Turk, miembro del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM).

El juicio por el 11-M se reanudará hoy en una jornada en la que está previsto que declaren todos los peritos policiales que realizaron informes sobre la posible vinculación de la banda terrorista ETA y los atentados de Madrid.

El pasado día 9 de mayo comenzó la prueba pericial del juicio y el primer perito que compareció ante el tribunal que preside Javier Gómez Bermúdez fue el comisario jefe del Instituto de Estudios de Policía, José Cabanillas, a quien el ex director general de la Policía Agustín Díaz de Mera acusó de manipular un informe para ocultar los supuestos vínculos entre ETA y el 11-M.

Cabanillas aseguró en esa jornada que "no existía ninguna relación" entre la organización terrorista y la masacre y que "no existía el más mínimo condicionamiento" en los análisis que realizaron sobre los atentados, al tiempo que explicó que él basó su informe en otros anteriores realizados por expertos de ETA.

El tribunal fijó la sesión de hoy-trigésimo novena jornada del juicio- para que todos los peritos que hubieran realizado algún informe sobre las posibles vinculaciones entre ETA y el 11-M depusieran en la vista.

Testimonio vía videoconferencia

Antes de la declaración de estos expertos, la sala escuchará el testimonio, a través de videoconferencia desde París (Francia), de Attila Turk, miembro del Grupo Islámico Combatiente Marroquí (GICM), con quien el acusado Hassan El Haski, uno de los supuestos ideólogos del 11-M, se reunió pocos días antes de los atentados, según declaró este procesado.

Turk, detenido en Francia a finales de 2004, implicó a este imputado en la "ideación y preparación" de la masacre, lo que llevó al juez Juan del Olmo, instructor del 11-M, a afirmar que "se puede deducir que El Haski sabía que iban a ocurrir los atentados de Madrid, que pretendía esconderse y que él mismo manifestó que habían sido su grupo de España los autores".

Del Olmo se desplazó a finales de 2005 a París para interrogar a Attila Turk y poder incorporar así al sumario su declaración, que conocía sólo en virtud de varias comisiones rogatorias internacionales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento