Manuel Bustos niega que usara fondos de la FMC para pagar los relojes que regaló a políticos

  • Lo dice en un comunicado, pues se ha negado a no declarar ante la jueza al entender que el tribunal competente es la Audiencia de Barcelona.
  • El expresidente y el exsecretario de la FMC están imputados por malversación.
  • Compraron 70 relojes para los 66 políticos que dejaban la dirección de la Federación al finalizar su mandato; otros cuatro no se sabe dónde están.
  • Computaron el gasto, de 14.060 euros, como publicidad y propaganda.
El exalcalde de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos llega a los juzgados de la población para declarar como imputado.
El exalcalde de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos llega a los juzgados de la población para declarar como imputado.
MARÍA BÉLMEZ / ACN

El exalcalde de Sabadell (Barcelona) Manuel Bustos ha ejercido este jueves su derecho a no declarar ante la jueza del caso Mercurio como imputado por presunta malversación al haber usado fondos públicos de la Federación de Municipios de Catalunya (FMC) para regalar relojes a 70 políticos, cuando presidía esta entidad. También estaba citado a declarar también el ex secretario general de la FMC Adolfo Moreno.

Bustos tampoco ha querido atender a los medios de comunicación a la salida del juzgado y se ha remitido a una "nota" de prensa —enviada poco después— y a las explicaciones del concejal de Sabadell Luis Monge, quien ha explicado que el exalcalde se ha negado a declarar por consejo de su abogado al considerar que el tribunal competente es la Audiencia de Barcelona.

La titular del Juzgado de Instrucción 1 de Sabadell, Beatriz Faura, ve indicios de que en julio de 2011 la FMC utilizó fondos de la entidad para la compra de 70 relojes Calvin Klein por un precio total de 14.060 euros, contabilizándolo como 'publicidad y propaganda'.

El fiscal, apoyándose en un informe de los Mossos d'Esquadra, sospecha que estos relojes fueron regalados a los políticos que habían sido miembros del consejo nacional y del comité ejecutivo que en esas fechas terminaron su mandato.

El auto de la jueza, que investiga el caso Mercurio, recuerda que el pago final y la retirada de los relojes se produjeron tres días antes de la celebración del XX Consejo Nacional de la FMC del 22 de julio y que el mismo estaba estaba formado por 66 miembros, "existiendo por tanto una diferencia mínima de cuatro relojes".

El pedido fue de 50 relojes de modelo de hombre y de otros 20 de mujer, cuando el consejo nacional de la federación de 2007 a 2011 estaba formado por 50 hombres y 16 mujeres, "de forma que se habrían adquirido cuatro relojes de mujer que presuntamente no se habrían librado como obsequio".

Esta compra de relojes fue cargada con el concepto de 'publicidad y propaganda' en un capítulo de la contabilidad de 'formación y seminarios', según el auto judicial. Además, la jueza recuerda que los ingresos de la FMC son de origen público en más de un 90%, procedentes de ayuntamientos, diputaciones y consejos comarcales, entre otros.

Obsequios habituales en entidades y empresas

Ejerciendo de portavoz, Monge ha justificado la compra de los relojes como "publicidad y propaganda" y ha negado que se compraran con fondos de formación. Sin embargo, ha dicho que se trata de "regalos institucionales y no obsequios" que se han hecho tradicionalmente en entidades, empresas privadas e instituciones. A su juicio, "no se trata de un regalo de lujo" y la compra no la realizó Bustos sino los servicios técnicos.

En el comunicado, Bustos defiende que se está ante un "nuevo y claro error en la interpretación" y añade que "si los investigadores lo hubieran comprobado, hubieran podido constatar que todas las partidas de formación están plenamente justificadas y en ninguna de ellas constan, obviamente, los relojes". Por eso, espera que los hechos se puedan aclarar "el más pronto posible, simplemente comprobando la documentación del a contabilidad de la Federación" y ha destacado la "desproporcionalidad de todo este asunto".

Caso mercurio

La jueza ve una conexión de estos hechos con la presunta malversación que investiga el mismo juzgado por el presunto cobro por parte de los miembros del comité ejecutivo de la FMC de una cantidad fija con cargo a los presupuestos de la entidad "a modo de salario pero encubierto bajo otros conceptos" como dietas o desplazamientos.

Bustos se enfrentó la semana pasada al primer juicio derivado del caso Mercurio, y en ese caso se sentó en el banquillo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) junto al exsecretario de Organización y exdiputado del PSC Daniel Fernández y la alcaldesa de Montcada i Reixac (Barcelona), María Elena Pérez, por la presunta colocación a dedo en este consistorio de una exalto cargo del Govern tripartito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento