La Cámara de los Comunes británica dio este martes luz verde a la técnica que utiliza el ADN de tres personas en la reproducción asistida, a fin de evitar la transmisión de enfermedades genéticas.

Los diputados aprobaron esta técnica, denominada donación mitocondrial, por una amplia mayoría de 382 votos a favor frente a 128 en contra. Si la legislación prospera (tiene que pasar por la Cámara de los Lores), Reino Unido se convertirá en el primer país del mundo que legaliza la reproducción asistida con genes de tres personas, una medida que ayudaría a numerosas parejas que han perdido bebés a causa de enfermedades. Una vez se apruebe la licencia para empezar a aplicar esta técnica, el primer bebé podría llegar en 2016.

Se estima que unas 2.500 mujeres en el Reino Unido podrían beneficiarse de este procedimiento Aunque el Gobierno británico ha dado su respaldo al procedimiento, los diputados pudieron ejercer el voto libre, sin someterse a la disciplina de su partido, por tratarse de un tema muy sensible.

La viceministra de Sanidad y Asistencia Social, la conservadora Jane Ellison, dijo en la Cámara de los Comunes que la técnica es "la luz al final del túnel para muchas familias afectadas", como es el caso de Sharon Bernardi, de Sunderland (noreste de Inglaterra), que perdió siete niños por enfermedades mitocondriales. "Para el Parlamento, este es un paso audaz, algo que se ha pensado mucho", explicó Ellison.

Los científicos estiman que alrededor de 2.500 mujeres en el Reino Unido podrían beneficiarse de este procedimiento, que cuenta con el apoyo de numerosos científicos de todo el mundo.

En qué consiste esta técnica

El procedimiento, que ha sido desarrollado por investigadores de Newcastle (en el noreste de Inglaterra), utiliza una versión modificada de la fertilización 'in vitro' para reunir material genético de los dos padres más el de una tercera persona, una mujer con mitocondrias sanas.

Esta técnica está pensada para casos como las enfermedades mitocondriales La técnica está pensada para casos como las enfermedades mitocondriales, que son resultado del fracaso en el funcionamiento de las mitocondrias, partes constitutivas de las células del organismo, cuya función es la de generar la energía necesaria para mantener la vida y la correcta función de los órganos. Estos problemas, que pasan de madre a hijo, pueden producir daños cerebrales, pérdida de masa muscular, fallo cardíaco y ceguera.

El tratamiento implica intervenir en el proceso de fertilización para eliminar las mitocondrias defectuosas de la madre y sustituirlas por las de la donante.

Los bebés que nazcan gracias a esta técnica tendrían un 0,1% del ADN de una segunda 'madre' y el cambio genético establecido en el procedimiento sería permanente ya que pasaría a sus descendientes.

De ahí que este procedimiento se haya diseñado para ayudar a familias con disposición genética a este tipo de enfermedades, que pasan de generación en generación por línea materna y que afectan a alrededor de uno de cada 6.500 niños en todo el mundo.

Miembros de la Iglesia de Inglaterra se han manifestado en contra, pues consideran que aún no es una técnica segura ni ética. El profesor Ted Morrow, de la Universidad de Sussex, ha admitido que aún hay incertidumbre sobre este avance genético: "Tengo alguna preocupación sobre su seguridad".

Encuesta

¿Ves bien que se use una técnica de reproducción asistida con ADN de tres personas?

Sí, porque permite evitar la transmisión de enfermedades genéticas.
80,8 % (985 votos)
No, es una técnica que plantea problemas éticos y religiosos. Además, parece que aún no es segura.
19,2 % (234 votos)