La Granja Escuela 'Las Cortas de Blas', enclavada en el municipio vallisoletano de Villalba de los Alcores, ha celebrado este sábado su décimo aniversario, con la presencia, entre otros, del alcalde de Medina de Rioseco, Artemio Domínguez.

Desde sus inicios más de 70.000 personas han pasado por este centro, cuya experiencia didáctica le ha convertido en un lugar "especial" en el medio rural donde niños de todas las edades han contactado con la naturaleza.

Así, 'Las Cortas de Blas' se ha convertido en un espacio de convivencia y también medio de sustento de varias personas, pues hace diez años en esta explotación trabajaban dos personas a tiempo completo, ahora son cinco trabajadores a tiempo completo y tres fijos discontinuos. Anualmente, contratan 879 jornadas de monitores.

En sus inicios, en el año 1936, fue una explotación agrícola y familiar fundada por Fernando Miranda como medio para muchas familias que vivían del campo y de las explotaciones ganaderas. Desde ahí, con este espíritu, hace 10 años, sus herederos incorporaron la granja escuela con el objetivo de enseñar el medio rural, sus costumbres, sus trabajos, sus recursos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.