La alerta por riesgo de inundaciones ha sido desactivada para el Arga a su paso por Pamplona y para el Larraun en Irurtzun, mientras que se mantiene el nivel para el Arga en Arazuri y Funes, el Ega en Andosilla, y el Ebro en Castejón.

En Pamplona, el Arga ha ido descendiendo durante toda la jornada del sábado después de que la pasada noche se desbordara en la capital navarra y su Comarca, aunque no se produjeron graves afecciones.

La altura del río, que lleva un caudal de 188 metros cúbicos por segundo, ha bajado hasta los 2,08 metros. La previsión para las próximas horas es que continúe bajando el nivel.

Del mismo modo, el Larraun en Irurtzun ha ido bajando hasta los 2,39 metros. Su caudal es de 136 metros cúbicos por segundo. Se espera que siga reduciendo su altura.

Por contra, se mantiene el nivel de alerta para el Arga en Arazuri, donde llega a los 2,55 metros, y en Funes, donde el nivel es de 5,61 metros.

En Andosilla, también está en alerta el Ega, que llega a los 4,44 metros en esta localidad y lleva 271 metros cúbicos por segundo. Se espera que continúe creciendo en las próximas horas.

Finalmente, el Ebro en Castejón también se encuentra en alerta. El río alcanza una altura de 6,42 metros, con un caudal de 1.551 metros cúbicos por segundo. La previsión también es de crecimiento en las próximas horas.

Según el Gobierno de Navarra, el pico de la crecida del Ebro en Castejón podría producirse sobre las 16.30 horas de este domingo, 1 de febrero.

Consulta aquí más noticias de Navarra.