El Partido Popular de la Región de Murcia ha mostrado su apuesta por la supresión del certificado para la compra de vivienda a ciudadanos que no forman parte de la Unión Europea, como "revulsivo para atraer a inversores rusos y chinos a la Región de Murcia", ha indicado la diputada regional del PP, Francisca Cabrera, quien defenderá una moción sobre este asunto el próximo miércoles, en la Asamblea Regional

Según la diputada 'popular', para adquirir una vivienda en la Región de Murcia "los inversores rusos y chinos y del resto de países que no son miembros de la UE tienen que conseguir un visado del Ministerio de Defensa que a veces acaban desistiendo, o comprando la casa en la provincia de Alicante, donde no es necesario el certificado", según informaron fuentes de esta formación política en un comunicado.

Además, la existencia de bases militares en la Región "es un problema añadido para los promotores murcianos, dado que complica los trámites administrativos a los extranjeros que quieren comprarse una casa en la costa", ha añadido Cabrera, al tiempo que ha señalado que los datos del negocio inmobiliario demuestran "el distanciamiento" entre el volumen de viviendas vendidas en la zona de costa murciana y el volumen de la costa alicantina.

Así, frente a las 1.522 viviendas vendidas a los extranjeros por empresas de la Región, los promotores alicantinos dieron salida a 10.028, una cifra superior a la de Málaga que vendió 6.838. La Región de Murcia se sitúa en el séptimo lugar por detrás de destinos más tradicionales como Canarias, la Costa del Sol, la Costa Brava o Baleares, lo que, a juicio de Cabrera, "ratifica que la mayor parte de las compras de viviendas se formalizan en zonas costeras con fines turísticos".

Por ello, ha indicado que "sería beneficioso para el mercado inmobiliario de la Región eliminar el certificado que impide, en muchos casos, que se efectúe la compra de la vivienda", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Murcia.