La Consejería de Industria, Turismo, Empresa e Innovación continúa ayudando a las empresas a incorporar nuevos procesos para que ganen en competitividad. En esta línea, el Centro Europeo de Empresas e Innovación de Cartagena (CEEIC), adscrito al Instituto de Fomento, ha puesto en marcha un Servicio de Gestión de Innovación (SGI), mediante el cual ayuda a las empresas que lo precisen, en apenas seis meses, a dilucidar qué cambios deben incorporar a su estructura y cultura empresarial para ser más competitivas.

Entre las ventajas, este nuevo servicio favorece la participación de todos los trabajadores en el proceso. Además, aprovecha la información y el talento externo para identificar nuevas oportunidades, con el fin de gestionar el flujo de propuestas de mejora competitiva, para que pueda elegir e implantar las más idóneas. Asimismo, las firmas que lo aplican apenas deben invertir en nuevos recursos y medios.

Otra de las características del SGI es que la empresa asume la innovación como algo inherente y necesario a su propia cultura, y lo aplica de manera sistemática y permanente. El objetivo es que innovar se convierta en una rutina más de la actividad productiva empresarial y se ejecute de manera fluida y continuada, según informaron fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

El Servicio de Gestión de Innovación no realiza un mero diagnóstico y ofrece unas recomendaciones, sino que va más allá. El CEEIC, de manera directa y personalizada, analiza, enseña y acompaña a la empresa en la implantación de las nuevas rutinas de funcionamiento que le permitirán innovar de una forma fluida y rápida, y, así, incrementar su capacidad competitiva de cara al mercado.

La implantación de este sistema, por parte de CEEIC, puede resultar determinante para muchas firmas, que son conscientes de la necesidad de innovar pero tienen dificultades para llevarla a cabo.

El Servicio de Gestión de Innovación hace que la empresa no se limite a innovaciones ocasionales, fruto de la detección de un problema, necesidad o, incluso, una oportunidad de mercado, sino que las entidades que completan el SGI obtienen una implantación global de la innovación.

Más allá de la mejora de procesos en diseño, producción, gestión financiera o comercialización, son capaces de sistematizar tareas y comportamientos que favorecen la generación de nuevas ideas de negocio y optimizan el traslado al mercado de aquellas más idóneas para sus intereses.

En este sentido, el proyecto piloto ha sido desarrollado con éxito en la empresa cartagenera Comercial Briz S.L., dedicada a la compra y venta de pinturas industriales. Tras la implantación del SGI, la firma ha multiplicado por diez las innovaciones acometidas en un año en aspectos como la gestión empresarial y los procesos industriales, unos procesos que ya se llevan a cabo con fluidez.

Consulta aquí más noticias de Murcia.