El presidente de Asturias, Javier Fernández, ha animado este sábado a los socialistas a sacar pecho de lo que "han hecho" en España y ha defendido que, ahora, ante las próximas citas electorales, lo que tienen que hacer es "trabajar unidos y que aumente el ritmo, que fluya la sangre y que golpee la adrenalina", para que los españoles vena "hasta qué punto" el PSOE quiere una victoria.

El líder de los socialistas asturianos ha terminado con esta arenga su intervención en la inauguración de la Conferencia Autonómica del PSOE, que reúne a los candidatos socialistas a los Gobiernos autonómicos que se someterán a las urnas a lo largo de este año, convocados por el secretario general, Pedro Sánchez.

Fernández les ha pedido a todos "pasión por ganar" y ha animado a los socialistas a contar la "historia" del PSOE, y a hacerlo "de manera directa, sin demasiado marketing, sin productos enlatados, sin consignas", sino dirigiéndose a la gente directamente en la calle, "con sus nombres, con sus caras, con sus problemas, con sus ilusiones". "Porque para que las palabras no huelan a cerrado, hay que hacerlo en la calle", ha recalcado.

El ejemplo de asturias y andalucía

Y esta historia, ha dicho, es también lo que están haciendo los socialistas allí donde gobiernan. Fernández ha recalcado que hay que "recordar" que en Madrid y Valencia "se entregaron hospitales públicos a empresas con ánimo de lucro, y en Asturias y Andalucía, no", porque sus Gobiernos creen que "no se puede hacer negocio, con lo más precario, con lo más vulnerable del ser humano, que es la enfermedad".

Del mismo modo, ha dicho, ni en Asturias ni en Andalucía se retiró la cartilla sanitaria a los inmigrantes ilegales, porque aunque sus dirigentes sabían que "no es lo mismo lo legal que lo ilegal", creen que "tampoco es lo mismo lo moral que lo inmoral", y expulsar de la sanidad a los inmigrantes ilegales era "profundamente ilegal".

Así, Fernández ha insistido en que los socialistas deben explicar su historia y explicar a los votantes que si alguna vez, "entran en conflicto" los intereses del partido y la de los ciudadanos, van a "colocar a nuestro país por encima de todo lo demás". "Estamos aquí por ellos, no son sólo nuestros electores, son nuestros conciudadanos", ha dicho, añadiendo que el PSOE no quiere "sólo su voto", sino "también su respeto".

Consulta aquí más noticias de Valencia.