Los caudales del Ebro tendrán, en general, tendencia ascendente durante este sábado, tras la acumulación de lluvia de las últimas horas y la fusión de la nieve almacenada, por encima de los 800 metros sobre el nivel del mar, en el tercio oeste de la Cuenca, según ha previsión de la Confederación Hidrográfica (CHE).

A lo largo de esta mañana, han comenzado a remitir los caudales en todos los aforos de los afluentes de la margen izquierda del Ebro. Tan sólo se mantienen ascendentes, hasta la tarde, los caudales en el tramo bajo del Arga y del Ega.

En el Ebro, por contra, los caudales tendrán en general tendencia ascendente este sábado. En Miranda de Ebro (Burgos) ha llegado la punta de caudal hacia media mañana, superando los 1.200 metros cúbicos por segundo.

En dicha localidad el río se ha desbordado anegando gran parte de la zona baja del municipio, afectando a la zona de Entrevías y el barrio de Anduva, entre otras barriadas.

En Logroño, la punta se espera de unos 1.900 metros cúbicos por segundo al final del sábado. Para Castejón se prevé un caudal próximo a los 2400 metros cúbicos por segundo durante la tarde del domingo.

Los caudales de todos estos ríos pueden calificarse como extraordinarios, con periodos de retorno que fluctúan entre 5 y 25 años, aproximadamente. La más excepcional de todas ellas es la que ha tenido lugar en la cuenca del Nela.

PRECIPITACIONES

Durante este viernes, y parte del jueves, se han registrado precipitaciones de intensidad moderada pero persistentes en el tercio septentrional de la cuenca del Ebro, fundamentalmente en la zona comprendida entre la cabecera del Ebro y la cuenca del Aragón.

Destacan los más de 100 litros por metros cuadrado recogidos en las cabeceras del Arga y del Nela, aunque los valores acumulados promedio en la citada zona han sido de entre 40 y 70 litros por metro cuadrado.

En el resto del tercio norte y en el Sistema Ibérico se han registrado precipitaciones de entre 10-30 litros por metros cuadrado, y en el resto de la cuenca del Ebro no se han llegado a superar los 5-15 litros por metro cuadrado.

La cota de nieve ha ido bajando a lo largo del episodio aunque poco en el tercio más occidental de la cuenca (de los 1600 a los 1200 metros sobre el nivel del mar) y de forma importante en el resto del tercio norte (de los 1500 a los 600-800 metros sobre el nivel del mar).

Esta situación ha dado lugar a crecidas de carácter extraordinario en varios afluentes de la margen izquierda del Ebro. La más destacada ha sido en la cuenca del Nela, donde se están superando ampliamente los máximos valores de caudal registrados en los últimos 15 años (se le estima un periodo de retorno de al menos 25 años).

También están siendo extraordinarias con periodos de retorno de entre 5 y 10 años las que se están registrando en los ríos Jerea, Omecillo, Ega y Arga, y algo menores las de otros afluentes como el Bayas y el Zadorra.

PREVISIONES

Según las previsiones meteorológicas, va a continuar lloviendo este sábado en todo el tercio norte de la cuenca del Ebro, solo que lo hará de forma más intermitente y con intensidades mucho menores que las del día de este viernes.

Lo mismo se espera para la jornada del domingo, mientras que el lunes, aunque seguirá habiendo chubascos, estos serán todavía más débiles y dispersos.

Este sábado y domingo todavía podría haber acumulados de entre 20 y 30 litros por metro cuadrado en cada jornada en la franja más septentrional de la cuenca.

Otra diferencia con las lluvias de la jornada de este viernes es la cota de nieve, ya que ésta va a ir bajando progresivamente desde los 800 metros actuales hasta apenas 500 metros al final de del día de este sábado. Esta cota se mantendrá a lo largo de los dos días siguientes.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.