La Autoridad Portuaria de Baleares (APB) sacará a concurso público la gestión de puestos de amarre en la dársena del antiguo polígono naval del puerto de Alcúdia, con el objetivo de dar solución a la interrelación puerto-ciudad y estudiar la permeabilidad entre ambos, manteniendo y potenciando las actividades portuarias.

En el pliego de condiciones del concurso se establece una superficie de explotación de 42.021 metros cuadrados ampliables, de los cuales 30.139 corresponden a espejo de agua y 11.882 a superficie terrestre de dominio público portuario.

El licitador prestará servicios de amarres para embarcaciones de recreo, suministro de agua, energía eléctrica, telefonía y transmisión de datos y dispondrá de una estación de servicio de combustible.

La explotación se hará mediante concesión administrativa y, además de otros servicios que proponga el licitador, la concesión prestará un servicio de custodia y guardería de embarcaciones en marina seca.

Entre estas instalaciones que se entregan en concesión, se encuentran dos edificios con 199,32 y 408,42 metros cuadrados de superficie, respectivamente, que podrán ser destinados a locales y despachos para la prestación de servicios comerciales.

La duración de la concesión es de 22 años y las tasas totales fijas -de ocupación y actividad- a mejorar por el licitador ascienden a 452.598 euros anuales.