El nivel de riesgo de inundaciones ha bajado de alerta a prealerta para el río Arga a su paso por Pamplona, así como para el Larraun en la localidad de Irurtzun, que se han visto afectados desde este pasado viernes por las intensas lluvias caídas en la Comunidad foral.

Sin embargo, se ha activado la alerta del Ebro en Castejón, del Ega en Andosilla y en Murieta, y del Arga en Funes y Arazuri, según los datos de la web del Gobierno foral sobre la situación de aforo de los ríos navarros. Además, se mantienen en alerta el Urederra en Baríndano y el Arakil en Etxarren y se ha activado la prealerta del Ega en Arquijas.

El Gobierno de Navarra elevó en la tarde de este pasado viernes a fase de emergencia su plan ante el riesgo de inundaciones en las cuencas de los ríos Arakil y Arga.

En Pamplona, el nivel del Arga ha bajado a los 2,26 metros. El río lleva un caudal de 231,69 metros cúbicos por segundo y la previsión para las próximas horas indica una tendencia descendente.

Asimismo, la altura del Larraun en Irurtzun ha bajado a los 2,92 metros, con un caudal de 191,75 metros cúbicos por segundo. Se prevé que continúe descendiendo en las próximas horas.

Por contra, el río Ebro a su paso por Castejón está en alerta, con previsión de seguir subiendo de nivel. Su altura llega a los 5,40 metros y lleva un caudal de 1.092 metros cúbicos por segundo.

La alerta también se ha decretado para el Ega en Andosilla, donde el río alcanza 3,27 metros, con un caudal de 173,39 metros cúbicos por segundo. Se espera que siga creciendo en las próximas horas.

Consulta aquí más noticias de Navarra.