Los obreros que realizan obras de alcantarillado en la mítica plaza Alexanderplatz de Berlín han descubierto en su subsuelo, el que se considera el mayor búnker subterráneo nazi construido durante la segunda Guerra Mundial en la capital alemana.

El búnker, del que se había olvidado su existencia, fue construido en el subsuelo de Alexanderplatz entre 1941 y 1943 como refugio de la compañía alemana de ferrocarriles Deustche Reichsbahn, según desvelaron los diarios "Die Welt" y "Berliner Morgenpost" .

Las autoridades nazis ordenaban que todas las estaciones de tren de Berlín tuvieran un refugio donde alojar a los viajeros en caso de bombardeos
Este refugio subterráneo
tiene dos pisos y un techo de 3 metros y paredes de 1,80 metros de espesor, aunque se desconocen sus dimensiones exactas, si bien los operarios han sacado a la luz un tramo de 40 metros de largo de su parte superior.

La construcción del búnker en Alexanderplatz probablemente se debe a la orden dada por las autoridades nazis de que todas las estaciones de tren de Berlín tuvieran un refugio donde poder alojar a los viajeros en caso de bombardeos.

Las obras se paran
El búnker de Alexanderplatz estaba pensado para alojar durante los bombardeos a entre 3.000 y 3.500 personas, pero al final de la guerra se cree que se refugiaron allí hasta 10.000 personas.

En otoño de 1945 el material aprovechable del búnker fue reutilizado en las labores de reconstrucción de la ciudad y a partir de aquel momento cayó en el olvido, sin que su localización exacta figurase en registro alguno.

El búnker está situado junto a la célebre Haus des Lehrers (Casa de los Profesores) en Alexanderplatz, la plaza que dio nombre a la célebre novela de Alfred Döblin (1878-1957) "Berlín Alexanderplatz" y que tras la segunda Guerra Mundial se convirtió en el corazón del Berlín comunista.

Tras el descubrimiento del búnker se han interrumpido las obras y están buscando alternativas para construir la vía de alcantarillado.

El hallazgo del búnker provocará probablemente retrasos en la obras de remodelación que se están realizando en Alexanderplatz, según el plan diseñado por el arquitecto Hans Kollhoff, que podría verse afectado por este descubrimiento. La Paradeplatz fue rebautizada Alexanderplatz en 1805, tras la visita a Berlín del zar ruso Alejandro I.