Pilar Cristóbal
Pilar Cristóbal Archivo

Ahora que va llegando el buen tiempo y hay que empezar a ponerse el bikini, me encuentro con el problema de que cada vez me sale más vello en las inglés. Me dicen que es por usar la maquinilla de afeitar, pero sólo de pensar en la cera se me ponen todos los pelos de punta, creo que tiene que ser un dolor horrible. ¿Qué me aconsejas?
A mi chico le parece muy erótico que me afeite el vello púbico. No es cierto que salga más vello por afeitarse con maquinilla, el vello púbico y el de las axilas depende de la producción hormonal por ello en la post-menopausia se pierde el de estos lugares. Si te apetece afeitarte con maquinilla, hazlo con suavidad con una maquinilla desechable y abundante espuma, siempre hacia abajo en la dirección del vello y no pases la maquinilla dos veces por el mismo sitio. Yo no recomiendo la cera, ni las pinzas para esa zona porque pueden hacer que los pelos no tengan fuerza para atravesar la piel y se enrollen formando bultos que pueden infectarse.

Antes no me interesaba coquetear. Las palabras seducción, ropa y maquillaje no formaban parte de mi vida. Mi estilo es práctico y no me importa manifestarme como poco femenina. Soy la “mejor amiga” de muchos hombres pero no me ven como “compañera de cama”. Ahora me doy cuenta que hay algo que estoy haciendo mal. ¿Qué me aconsejas?
Si tienes poca práctica en sacarle partido a tu físico femenino te aconsejo que acudas a un centro de “estilismo y asesoría de imagen” donde te pueden dar una idea de cómo hacer tu estilo más sexy hasta que vayas cogiéndole el pulso a esto de llamar la atención erótica al otro sexo. Te recomiendo que vayas poco a poco, nada de “cambios radicales” y que aproveches las vacaciones de verano para que tu cambio de “look” coincida con un tiempito sin verte y con tu piel morena, y por supuesto también hay un estilo sexy que no está reñido con la comodidad y es el estilo “casual”. Para ser sexy lo primero es que el coqueteo te interese.

Quiero un consejito para hacer algo original para mi chica en la cama.
Convierte tu cama en un mar de pétalos. Te los venden en cualquier tienda de flores, elige los más olorosos o una mezcla. Los de rosa son estupendos porque huelen muy bien y tienen un agradable tacto sedoso. Espárcelos sobre las sábanas y hazle el amor encima.