Raúl Castro
Fotografía cedida por la Presidencia de Costa Rica que muestra al mandatario de Cuba, Raúl Castro, durante la inauguración de la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac). EFE

El presidente de Cuba, Raúl Castro, exigió a Estados Unidos que cese su bloqueo económico a a la isla y advirtió que La Habana no va a hacer concesión alguna política en el proceso abierto de normalización de relaciones con Washington.

La revolución cubana seguirá siendo fiel a sus principios"Estados Unidos ha admitido el fracaso de su política hacia Cuba" y la decisión de su presidente, Barack Obama, de normalizar las relaciones con La Habana, es un "triunfo" del pueblo cubano, aseguró Castro ante la III Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), que se celebra en Costa Rica. "Estos cambios son el resultado de casi siglo y medio de lucha del pueblo cubano", dijo Castro, y aseguró que "la revolución cubana seguirá siendo fiel a sus principios".

"El bloqueo debe cesar", dijo contundentemente el presidente Cubano, al mismo tiempo que defendió "el principio de no injerencia en los asuntos internos de un país y el derecho inalienable de cada pueblo a elegir su propio sistema político".

En nombre de ese mismo principio, Castro expresó su solidaridad y apoyo a Venezuela y al gobierno de Nicolças Maduro, y expresó "una enérgica condena" a "la continua intervención externa" que, según dijo, sufre ese país. Además de reiterar su "respaldo a la revolución bolivariana" en Venezuela, repudió "los ataques de los fondos especulativos" contra el Gobierno de Cristina Fernández en Argentina, cuya reivindicación de soberanía sobre las islas Malvinas también respaldó.

El presidente Cubano tuvo palabras de apoyo igualmente para el gobierno de Rafael Correa su demanda contra Chevron por los daños causados por esa multinacional a la "anatomía mediambiental" de Ecuador. Castro se refirió a Puerto Rico para calificar de "inadmisible" su estatus político, dependiente de Estados Unidos, y defender su independencia: "Nuestra comunidad está incompleta sin Puerto Rico", dijo.

Criticó el "armamentismo"

El gobernante cubano atacó duramente "el armamentismo" de Estados Unidos y sus aliados de la OTAN, a quienes acusó de querer llevar sus dominios a la frontera con Rusia, país que defendió de las "injustas" sanciones internacionales de que os objeto. En un discurso de aproximadamente una hora, Castro agradeció al presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, su decisión de invitar a Cuba a la próxima Cumbre de las Américas, hecho que constituyó la antesala de la decisión de Estados Unidos de normalizar sus relaciones con La Habana.

En ese proceso de normalización de relaciones, el gobernante cubano consideró que, además de cesar el bloqueo de que es objeto, Cuba debe ser retirada de la lista elaborada por Washington de países que patrocinan el terrorismo. Castro denunció que Latinoamérica y el Caribe, constituyen la región del mundo con mayor desigualdad social e instó a sus socios de la Celac a superar esa situación, "con seguridad social para todos" y "respeto a los derechos humanos".